Feliz y agradecida con la vida, Ashli Esmeralda Fuentes Hernández cumplió quince primaveras, para lo cual se ofreció una misa en acción de gracias en la Catedral Basílica, a la que acudió orgullosamente acompañada por sus padres Juan Antonio Fuentes Lara y Diana Laura Hernández Mosqueda, y también por sus padrinos Juan Manuel Hernández Ortega y Josefina Mosqueda Velásquez.
Durante su misa, la quinceañera no dejó de mostrar interés en las palabras que el ministro de Cristo ofreció en su honor, con motivo de su décimo quinto aniversario, en el cual le hizo un reconocimiento por ser una joven agradecida con sus padres, que le dieron la vida, y sobre todo agradecida con Dios.
El sacerdote le dijo que comienza una nueva etapa, si bien una de las más complejas, también la más bella para toda mujer con ilusiones y metas que finiquitar, y le recordó todos los dones que Dios le ha brindado desde el día en que recibió el sacramento del bautismo, los cuales debe aprovechar para gloria de Él.
La bella quinceañera junto con sus seres queridos, luego de la ceremonia religiosa, convivieron en una emotiva recepción que se llevó a cabo en la Hacienda las Margaritas, en cuyo escenario, la jovencita Ashli ofreció a los presentes el baile folclórico, “Arriba Pichátaro”, para momentos después compartir con su papá y padrino el tradicional vals. Sus familiares y amigos más allegados felicitaron a la quinceañera deseándole que cumpla muchos años más.