Heriberto Alcalá Guerrero

El municipio de Jesús María fue escenario de otra fatal riña. Un rijoso asesinó de certero disparo a su rival; luego se dio a la fuga pero minutos después, oficiales del Mando Único lograron capturarlo. Además aseguraron el arma.
La Secretaría de Seguridad Pública del Estado informó que el hoy occiso respondía al nombre de Fabián NN, quien contaba con escasos 22 años de edad. El ahora presunto asesino, apodado La Panchita, tiene 24 años.
Anoche, ambos protagonistas de la tragedia coincidieron en un bar denominado Las Ranas, ubicado en avenida Alejandro de la Cruz en el fraccionamiento Vistas del Sáuz.
Presuntamente se enfrascaron en violenta riña. Sin embargo, no se limitaron a los golpes. Uno de ellos, ahora detenido, sacó de entre sus prendas una pistola y abrió fuego. Sin vacilar, disparó hacia la humanidad de su contrincante y sí logró hacer blanco.
Personas que presenciaron la violenta pelea, de inmediato llamaron al servicio de emergencia. En forma simultánea acudieron paramédicos y oficiales del Mando Único. Se reportaba una persona lesionada por disparo de arma de fuego.
Desesperados porque el joven recibiera atención médica, decidieron trasladarlo a bordo de un taxi a la clínica del ISSSTE. Los médicos hicieron cuando estuvo en sus manos para salvarle la vida pero, al filo de la medianoche todo acabó para el infortunado. El disparo, a la postre, resultó de consecuencia fatal.
Mientras tanto, en el lugar de los hechos policías estatales y municipales ya iniciaban la búsqueda del presunto agresor.
Ya encabezados por titular de la SSPE, General Eduardo Bahena, y con base en la información que recabaron, minutos después lograron ubicarlo y detenerlo en la comunidad denominada San Antonio de los Horcones.
No era un arresto por lesiones. Le imputaron el homicidio doloso. Le aseguraron arma calibre .22 de la marca Ruger. Se presume que con esa pistola ultimó a su rival. El indiciado presentaba huellas de golpiza en el rostro y varias partes del cuerpo. Desde anoche quedó a disposición del AMP.
Resta conocer el avance de las investigaciones para precisar el móvil y las circunstancias que privaron en los hechos.