Asesinan a un joven en Mirador de las Culturas

José de Jesús López de Lara

Anoche quedó al descubierto otro crimen más en Aguascalientes.
En un camino de terracería que conduce al fraccionamiento Mirador de Las Culturas, fue encontrado el cadáver de un hombre que fue asesinado de un balazo en el abdomen, además de que presentaba varias heridas en diferentes partes del cuerpo, que le fueron provocadas con un cuchillo.
De acuerdo a las investigaciones que realizan agentes del Grupo Homicidios de la PME, el hombre asesinado fue identificado como Saúl, de 26 años, quien tenía su domicilio en el fraccionamiento Los Laureles.
Fue aproximadamente a las 23:00 horas del miércoles, en que unas personas que caminaban por una terracería que va del fraccionamiento Cumbres III al fraccionamiento Mirador de Las Culturas, encontraron a un hombre tirado sobre un charco de sangre.
Los asustados jóvenes, se retiraron corriendo y reportaron el hallazgo a los servicios de emergencia.
A la escena del crimen acudieron varias patrullas de la Policía Preventiva y de la Policía Estatal, así como una ambulancia de Bomberos Municipales.
A simple vista, se detectó que el hombre asesinado presentaba un impacto de bala en el abdomen, además de que había sido atacado con un cuchillo, pues presentaba una herida en la espalda y otra más en la cabeza.
Asimismo, se estableció que la víctima tenía alrededor de 3 horas de haber muerto, al momento de que se hizo el hallazgo.
A fin de realizar las diligencias e investigaciones correspondientes, se dirigieron a la escena del crimen los agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
Cabe destacar, que a pocos metros de distancia de donde quedó el cadáver, fue localizada una “punta” metálica.
Asimismo, policías preventivos localizaron sobre la avenida Cultura Otomí del fraccionamiento Mirador de las Culturas y el cruce con el camino de terracería, un cuchillo con huellas de sangre.
Hasta el momento, los agentes del Grupo Homicidios de la PME trabajaban en dos líneas de investigación, que apuntaban a que el móvil del crimen pudo haber sido una riña, o bien un intento de asalto.

Compartir
Artículo anteriorLo mató por celos
Artículo siguienteHasta para colorear