José de Jesús López de Lara

Un hombre fue asesinado a puñaladas el domingo por la noche, tras ser agredido por un grupo de pandilleros en el municipio de San Francisco de los Romo.
La víctima mortal fue identificada como Juan Carlos Chávez Pérez, de 36 años, con domicilio en la calle Francisco Villa de la colonia Revolución.
Los trágicos hechos se registraron el domingo aproximadamente a las 23:30 horas.
A pesar de que se llevó a cabo un impresionante operativo en el que participaron policías preventivos de San Francisco de los Romo, policías estatales y agentes del Grupo Exterior “Pabellón de Arteaga” de la PME, los agresores lograron escapar.
De acuerdo con las investigaciones que realiza la Fiscalía General del Estado, a la hora señalada, Juan Carlos Chávez Pérez se dirigía caminando a su domicilio en la colonia Revolución.
Sin embargo, al llegar a la calle Francisco I. Madero y esquina con la Privada Francisco I. Madero, fue interceptado por un grupo de malvivientes apodados “Los Látigos”.
Estos sujetos comenzaron a molestarlo, pero como Juan Carlos Chávez Pérez decidió ignorarlos y continuó caminando, uno de ellos le propinó un golpe en el rostro.
Al momento en que la víctima volteaba para ver quién lo había agredido, entre 4 y 6 sujetos comenzaron a golpearlo en diferentes partes del cuerpo.
Durante la agresión, uno de los malvivientes lo atacó con un cuchillo y le propinó una herida en el tórax.
A pesar de resultar gravemente lesionado, Juan Carlos Chávez Pérez comenzó a correr para ponerse a salvo y llegó hasta la casa de su tía ubicada en la calle Francisco Villa esquina con la calle Jesús Terán.
La víctima observó que la puerta que da a la calle Jesús Terán estaba abierta, por lo que alcanzó a ingresar poco antes de que fuera alcanzado por sus agresores, quienes comenzaron a golpear el portón con la finalidad de entrar a la vivienda.
Sin embargo, al no poder lograrlo, los sujetos se molestaron y comenzaron a arrojar piedras y botellas hacia la finca, para después darse a la fuga.
En determinado momento, Juan Carlos Chávez Pérez cayó al suelo inconsciente, percatándose su tía y demás familiares que estaba herido y sangraba profusamente del tórax, por lo que llamaron a los servicios de emergencia.
Minutos después llegaron policías preventivos en la patrulla 0127, así como la ambulancia ECO-333 del ISSEA. Lamentablemente, cuando los paramédicos revisaron a la víctima, se dieron cuenta de que ya había muerto.
Familiares de Juan Carlos Chávez identificaron a los agresores como unos malvivientes apodados “Los Látigos”, pero a pesar del despliegue policiaco que se llevó a cabo, no se logró la captura de ninguno de los rijosos.