El seguro agrícola catastrófico estará vigente a lo largo de la temporada invernal, cuyo periodo es crítico para cultivos rezagados, perennes o de siembra temprana, garantizó el titular de la Secretaría de Desarrollo Rural y Agroempresarial, Pilar Moreno Montoya.

Indicó que la contratación del seguro vence hasta el mes de abril de 2017, lo que permite contar con protección en el caso de heladas o granizadas, atendiendo las épocas de ciclos productivos, sin considerar que haya un cambio de administración estatal.

Enfatizó que la cobertura de protección a cultivos no señala a grupos de productores o regiones en específico, ya que se trata de un esquema general para un total de 65 mil hectáreas, cuyo costo ronda los 32 millones de pesos.

Manifestó que este esquema de protección con cobertura contra inundaciones, sequía, granizadas y heladas, no implica comprometer las finanzas estatales, y representa un salvavidas en caso de situaciones extremas, como las afectaciones que se registraron por falta de lluvias en el año 2011.

“Hay que señalar que el seguro cubre una parte de las afectaciones, hay que tener en cuenta que cualquier seguro no cubrirá la totalidad de las pérdidas, pero cuando se ocupa es un apoyo para quienes pierden su patrimonio”.

Indicó que hasta este momento se ha realizado levantamiento, valoración y la dictaminacion correspondiente para el pago de daños por granizadas en 63.5 hectáreas de guayaba y 72 hectáreas de vid.

También se revisa la situación en un total de 24 comunidades que habrían sido afectadas por escasez o exceso de lluvias en los municipios de Cosío, Pabellón de Arteaga, Tepezalá, Asientos y El Llano.

Destacó que en años recientes, los productores han adquirido mayor cultura por la contratación de seguros, al advertir que mediante la compra de una póliza más amplia, existe la recuperación de un mayor monto de pérdidas.