Las compañías aseguradoras, al condicionar los servicios de determinados hospitales para hacer efectivo el seguro de gastos médicos, esquilman a sus clientes por los sobreprecios que tienen esos nosocomios, de tal forma que es frecuente que pacientes se queden a mitad de tratamientos por agostarse anticipadamente las sumas aseguradas, denunció Efrén Flores Álvarez, presidente de la sociedad de Oncólogos de Aguascalientes.
En los casos de pacientes con cáncer, es muy frecuente ver que quienes ostentan seguros de gastos médicos, dejen sin concluir sus tratamientos por agotarse la suma asegurada para la atención de esta enfermedad.
Una de las causas es que, algunas compañías aseguradoras condicionan el ejercicio de los recursos del seguro, a que el tratamiento de la enfermedad sea en terminado hospital, siendo generalmente aquellos nosocomios en los que los costos resultan muy elevados y que en términos médicos, no haría la diferencia si es atendido en el hospital que condicionan o cualquier otro.
Consideró que si las compañías dejaran de beneficiar a ciertos hospitales, los recursos que destinan para la atención de sus clientes serían mejor empleados, se gastaría menos y podrían acceder a tratamientos completos en la curación del cáncer o de cualquier otra enfermedad de la que se trate.
Pasa muy seguido con los pacientes que, tanto los médicos como algunas aseguradoras, dirigen sus tratamientos o manejan a sus pacientes en hospitales que son bastante caros, y hay muchos enfermos que se agotan el monto económico que les da la aseguradora, y ahí es responsabilidad también de los médicos cuidar eso.
“Es un problema serio, en la parte que a mi corresponde, que es el tratamiento quirúrgico, generalmente el tabulador de las aseguradoras es sumamente bajo, de tal manera que hay cirujanos que no quieren operar a los pacientes porque son cirugías de alto riesgo, que implican mucho trabajo, y los médicos generalmente quedan muy mal pagados”, dijo.
Se refirió, además, a que algunos laboratorios distribuyen medicamentos directamente en hospitales, pero que el costo en algunos hospitales es demasiado alto comparado al precio que se da, por la misma substancia y el mismo fabricante, mucho más barato en farmacias.
Eso hace que el paciente agote su presupuesto rápidamente por los costos del hospital y los medicamentos como los cobran ahí, y frente a todo esto, el paciente no puede hacer nada, estimó el presidente de los oncólogos en Aguascalientes.