José de Jesús López de Lara

Una intensa movilización policiaca se registró el martes por la tarde en la zona oriente de la ciudad, después de que dos hampones consumaron un asalto a mano armada en un negocio de impermeabilizantes.
Los delincuentes se apoderaron de 40 mil pesos en efectivo que minutos antes habían sido retirados de una sucursal bancaria.
Se presume que los hampones siguieron al encargado desde el momento en que salió del banco, y al llegar al negocio decidieron consumar el atraco.
A pesar de que se llevó a cabo un fuerte despliegue policiaco, en el que incluso participó el helicóptero “Águila Uno” de la Policía Estatal, no se logró dar con el paradero de los asaltantes.
Los violentos hechos se registraron el martes aproximadamente a las 2 de la tarde, cuando el empleado Plácido y otra de las empleadas, acudieron al Banco Banorte que se ubica en la avenida Convención Oriente de la colonia Del Trabajo, de donde retiró la cantidad de 40 mil pesos en efectivo.
Una vez que recibió el dinero, se trasladó a su negocio de impermeabilizantes con razón social “P.A.S.A.”, que se ubica en la avenida Siglo XXI Oriente, en el fraccionamiento Balcones de Oriente.
Lo que jamás sospechó la víctima, es que desde que salió de la institución bancaria fue seguido por una camioneta Nissan X-Trail y un coche Nissan Sentra, en el que viajaban cuatro hombres y una mujer.
Al momento en que Plácido estacionó su vehículo, el coche Nissan Sentra se le atravesó por enfrente, mientras que la camioneta Nissan X-Trail se detuvo en la parte trasera, impidiendo cualquier intento de escape.
Del auto Nissan Sentra bajaron dos hombres desconocidos.
Uno de ellos lo amagó con una pistola tipo escuadra, al tiempo que le gritaba que se trataba de un asalto y le exigía que le entregara el dinero que había retirado de la sucursal bancaria de Banorte.
Debido a que en un principio el empleado dudó por algunos instantes, el delincuente le puso la pistola en la cabeza, mientras que su cómplice lo despojó de los 40 mil pesos en efectivo.
Ya con el botín en su poder, los hampones escaparon con rumbo desconocido en la camioneta Nissan X-Trail y en el coche Nissan Sentra, mientras que la víctima se dirigió al negocio para reportar el asalto que había sufrido.
Minutos después se implementó un despliegue policiaco en el que incluso intervino el helicóptero “Águila Uno” de la Policía Estatal, que recorrió la zona en busca de la camioneta en que escaparon los delincuentes pero con resultados negativos.
De igual forma, se llevaron a cabo operativos en hoteles, moteles y casas de huéspedes, ya que se sospechaba que los hampones eran originarios de la Ciudad de México por el acento de su voz, aunque tampoco se logró ubicarlos.
Al lugar del atraco llegaron policías estatales y agentes del Grupo Antiasaltos de la FGE, quienes iniciaron las investigaciones correspondientes.