En la madrugada, al menos tres sujetos armados asaltaron la el hospital del IMSS número 3, el cual aún está en proceso de construcción en Jesús María. Con esa relativa facilidad que da el factor sorpresa y el tener la ventaja de las armas, sorprendieron e inmovilizaron a los tres vigilantes.
Luego de atarlos y amordazarlos, se apoderaron de materiales que estaban en la obra y los depositaron en una camioneta. Emprendieron la fuga y hasta el momento nada se sabe de estas personas.
A altas horas de la noche, los tres delincuentes llegaron a bordo de la camioneta y se estacionaron a escasos metros del Hospital General de Zona número 3 del IMSS. Valga reiterar que aún lo están edificando en prolongación Zaragoza, fraccionamiento Residencial Marcellana en Jesús María.
Sigilosos, los asaltantes ingresaron a la finca y amagaron a los vigilantes, nada pudieron hacer para defenderse. Cuando se dieron cuenta, ya estaban encañonados. Los ataron y también les pusieron mordaza.
Se limitaron a inmovilizarlos, no les causaron daño, el objetivo de los ladrones era el material que estaba en la obra. Encontraron lo que buscaban, lo colocaron en la camioneta y emprendieron la fuga.
Minutos más tarde el robo quedó al descubierto. Cuerpos policiales efectuaron el operativo de rastreo pero no encontraron la camioneta sospechosa.
Representantes legales de la institución acudieron a denunciar los hechos. Hasta el momento se desconoce qué tipo de material se llevaron y a cuánto asciende el monto. De lo que no hay duda es que tiene su valor; por eso las armas y el modus operandi.