José de Jesús López de Lara

Por tercera ocasión en una semana, se volvió a registrar un asalto domiciliario donde la víctima es una persona de la tercera edad.
Debido al mismo “modus operandi”, la Fiscalía General del Estado presume que estos asaltos domiciliarios están siendo perpetrados por una misma banda de hampones.
En esta ocasión los violentos hechos se registraron en una residencia ubicada en la calle Jardín de Guadalupe, en el fraccionamiento Lindavista.
La víctima es un general retirado del Ejército Mexicano, quien fue despojado de sus pertenencias, entre las que se encuentra dinero en efectivo, alhajas, varias armas de fuego, un radio de comunicación y dos espadas “samurai”.
Los violentos hechos se registraron aproximadamente a las 13:50 horas del viernes, cuando tres delincuentes desconocidos irrumpieron en la residencia del militar.
Los hampones lo amagaron con pistolas tipo escuadra, para posteriormente someterlo y dejarlo amarrado de pies y manos.
Los tres delincuentes sustrajeron joyería varia y dinero en efectivo que había en una caja fuerte, desconociéndose el monto.
De igual forma, se apoderaron de dos pistolas tipo escuadra calibre .45 mm, cuatro pistolas tipo escuadra calibre 9 mm., cuatro escopetas calibre .12, dos espadas de samurai denominadas “Katanas”, así como un radio trans-receptor utilizado por las autoridades federales.
Una vez que tuvieron el botín en su poder, los asaltantes escaparon en una camioneta que habían dejado estacionada frente al domicilio de la víctima.
Minutos después, el General reportó el robo a uno de sus hijos, quien a su vez lo notificó a los servicios de emergencia.
Al lugar de los hechos arribaron policías preventivos y agentes ministeriales, quienes implementaron un operativo de rastreo por toda la zona, pero no se logró dar con el paradero de los hampones.
Agentes del Grupo Anti-Asaltos de la FGE ya se encuentran realizando las investigaciones correspondientes.