En una camioneta Grand Cherokee que habían robado el pasado fin de semana en la ciudad de Aguascalientes, un comando armado asaltó un camión de traslado de valores en la ciudad de León, Guanajuato y se apoderaron de un millonario botín.
El comando de asaltantes se apoderó de 3.5 millones de pesos, así como de 500 mil dólares en efectivo.
Tras perpetrado el peliculesco asalto, los hampones incendiaron la camioneta para borrar cualquier evidencia.
El asalto se registró en la autopista León-Aguascalientes, a la altura de la caseta de cobro ubicada en el poblado de San Juan de Abajo, en el estado de Guanajuato.
Un comando de asaltantes interceptó en la caseta de peaje una camioneta de traslado de valores y tras amagar con pistolas a los dos custodios, se apoderaron del millonario botín que transportaban.
Los asaltantes escaparon en una camioneta Grand Cherokee, color blanco, con placas de circulación de Aguascalientes, la cual había sido robada el pasado fin de semana en la ciudad de Aguascalientes.
En un terreno baldío del poblado de San Juan de Abajo, a la altura de las vías del FF.CC., los asaltantes abandonaron la camioneta y la incendiaron intencionalmente, para borrar cualquier evidencia.
Posteriormente, escaparon en un automóvil Nissan Tsuru, color blanco, con vidrios polarizados, que llegó por los delincuentes minutos después.
Elementos de la Policía Federal se llevaron detenidos a los dos custodios, aunque posteriormente la PGJE de Guanajuato los dejó en libertad, una vez que rindieron su declaración ministerial, al determinarse que no estaban relacionados con la banda de asaltantes.
La PGJE trabaja en coordinación con la Fiscalía General de Aguascalientes, a fin de determinar si los asaltantes son originarios de esta ciudad.