Un botín de 300 mil pesos en efectivo fue el que se llevaron dos motociclistas, tras asaltar al empleado de una refaccionaria, cuando se dirigía a una sucursal bancaria que se ubica en la avenida José María Chávez, a la altura del templo de las Tres Ave Marías, a depositar dicha cantidad de dinero.
A pesar del impresionante despliegue policiaco que se implementó en la zona, no se logró dar con el paradero de los asaltantes.
Los violentos hechos se registraron aproximadamente a las 12:50 de la mañana del viernes, cuando un empleado de una refaccionaria que se ubica en la avenida José María Chávez, se dirigió a una sucursal bancaria que se localiza a la altura del templo de las Tres Ave Marías, con la finalidad de realizar un depósito de 300 mil pesos en efectivo.
En lugar de pedir apoyo para el traslado de valores a la SSPM, el confiado empleado se dirigió caminando a la mencionada sucursal bancaria, debido a que se encontraba a poca distancia de la refaccionaria.
Sin embargo, al llegar a la altura de una agencia automotriz, fue interceptado por dos hombres que viajaban a bordo de una motocicleta.
El delincuente que iba en la parte trasera, lo amagó con una pistola tipo escuadra y lo despojó de los 300 mil pesos en efectivo, para después darse a la fuga en la motocicleta de pista, en color naranja, donde lo esperaba su cómplice.
Los asaltantes escaparon por la misma avenida José María Chávez en dirección al norte y posteriormente tomaron hacia avenida Paseo de la Cruz con dirección al oriente.
A pesar del impresionante operativo que se implementó en la zona y en el cual participaron policías preventivos, policías estatales y agentes de la Policía Ministerial del Estado, no se logró localizar a los asaltantes.