Los artistas mexicanos con discapacidad podrán salir de las asociaciones que los apoyan y llevar sus obras a museos y otros espacios culturales gracias a un convenio del ISSSTE y el British Council.
El acuerdo busca incorporar a la cultura a las personas con discapacidad, pero no sólo como espectadores sino como creadores, señaló Edgardo Bermejo, director de arte del British Council.
“No es un acercamiento asistencialista, filantrópico”, señaló, “aspiramos a reconocer que el arte hecho desde la discapacidad es arte a secas, arte que puede ser hecho por profesionales, de alta calidad y que puede tener proyección internacional”.
“Y también llamamos la atención de que México todavía tiene un largo camino por recorrer para garantizarles más accesibilidad en los recintos culturales”, agregó.
Para impulsar la producción artística de las personas con discapacidad, el convenio promueve abrirles espacios en teatros, salas de conciertos, museos y festivales, sensibilizar a empresas para que apoyen a esa comunidad y logren comisionar sus trabajos.
A través de seminarios, buscarán acercar a los creadores con profesionales de la gestión cultural y con grupos artísticos que apoyan el arte y la discapacidad, así como impulsar legislaciones a favor del sector.
Al primer seminario que llevaron a cabo asistieron más de 150 personas, aseguró, entre fotógrafos ciegos, artistas sordos y otros con distintos tipos de discapacidad.
Señaló que es importante incluirlos en la agenda cultural porque en México casi 7 millones de personas tienen discapacidad.
“Esto representa que en 18 por ciento de los hogares mexicanos hay, por lo menos, un familiar con algún tipo de discapacidad”, afirmó.