Heriberto Alcalá Guerrero

Oficiales de la Policía Estatal detuvieron a presunto vendedor de droga en la zona norte de la ciudad; le marcaron el alto para revisión preventiva y le encontraron algunas dosis de droga y más de 20 mil pesos en efectivo.
En caso aparte, arrestaron a agresivo sujeto que se drogaba en vía pública; al ver los estatales, arremetió a golpes contra ellos pero lo sometieron.
Sobre la primera intervención se dio a conocer que el presunto responsable es un sujeto llamado Osiel, de 32 años de edad. Valga mencionar que no se reveló el nombre completo ni el domicilio, porque así lo exige ahora la ley.
Las patrullas estatales se desplazaban sobre avenida Convención norte y a la altura de la calle Asia, observaron al sujeto que conducía un vehículo Saturn gris. La actitud sospechosa dio margen a que los uniformados le marcaran el alto.
No opuso resistencia. De inmediato frenó la marcha y se inició la minuciosa inspección. Consultaron datos del vehículo y no presentó irregularidad, sin embargo, cuando revisaron la prendas de vestir del conductor, le encontraron envoltorio de cristal y dos más de cannabis. Aunado a esto, la cantidad de 21 mil 410 pesos en efectivo, en billetes de diferente denominación.
Fue cuestionado al respecto pero no aportó datos. La sospechosa circunstancia dejó abierta la posibilidad de que es un presunto operador del narcomenudeo. Se abstuvo de aclarar origen y destino, tanto de la droga como del efectivo.
Ya bajo arresto, los estatales lo llevaron ante el Agente del Ministerio Público con el fin de dar seguimiento a indagatorias. El auto también quedó a disposición.
En otro hecho, la misma corporación policial detuvo a agresivo sujeto que lanzó varios golpes a los oficiales. Durante el recorrido de vigilancia en la Insurgentes, lo sorprendieron en vía pública drogándose. Para intoxicarse usaba cemento industrial y cannabis.
Al ver que se acercaban los policías, el sujeto llamado Francisco Javier de 30 años de edad, lejos de mantenerse quieto empezó a lanzar golpes a diestra y siniestra, en un desesperado intento por escapar de ellos. Fue ridículo, como en vano. Antes de que hiciera blanco en los estatales, lo sometieron.
El agresivo adicto fue trasladado ante el juez municipal para aplicarle la sanción correspondiente.
Por último, la Policía Preventiva dio a conocer que en la Delegación Insurgentes también fue detenido otro sujeto que portaba cristal.
Lo interceptaron en las calles Mateos Almanza y Convención Huertas. El acusado tiene 27 años y habita en el fraccionamiento Municipio Libre, también conocido como Ojocaliente IV.
En efecto, por sospechoso le ordenaron detenerse. Al revisarle las prendas de vestir aparecieron dos envoltorios de polietileno color negro. Ambos contenían sustancia granulada, es decir, el llamado cristal. Finalmente, lo trasladaron a la Agencia del Ministerio Público.
Esto de detener narcomenudistas no parece, es un cuento sin fin.