Crece animadversión de taxistas en contra de Uber. Ayer, un grupo de aproximadamente 30 trabajadores del volante se manifestaron para exigir a los poderes Ejecutivo y Legislativo no regularizar la operatividad de esta empresa en la entidad; advirtieron que sus ingresos podrían caer hasta 50%, como ya ha ocurrido en otras entidades del país donde se permitió el arribo de este esquema de transporte que calificaron como “pirata”.
Los manifestantes, quienes dijeron representar a cinco agrupaciones de taxistas, se reunieron poco antes del mediodía sobre la calle Francisco I. Madero; en dicho punto, señalaron que la entrada en operaciones de Uber representará un fuerte golpe para los ingresos de al menos cinco mil aguascalentenses, de los cuales 30% son viudas o señoras mayores de edad, las cuales son beneficiarias y su único respaldo económico es la explotación de la concesión.
Jesús Manuel Lira Salazar, taxista de la agrupación Cosea Panteras, e integrante de la comitiva que buscaba entregar un escrito a los legisladores locales para que no vayan a permitir la legalización de dicha empresa en el estado, consideró que es injusto que haya prestadores de este servicio que por más de 20 años han buscado hacerse de una concesión en apego a la normatividad, y de repente aparece una empresa que ofrece servicios de transporte público sin ninguna legalidad.
Advirtió que de regularizarse Uber se incrementará la circulación de taxis piratas, ya que eso daría pie a que se otorguen permisos para tolerar a otras empresas similares, lo cual vulneraría los derechos sociales de cientos de ruleteros; añadió que, por la actuación que han tenido las autoridades, temen una determinación en ese sentido, pues hasta el momento no se ha sancionado a ningún vehículo que preste este tipo de servicios fuera del marco de la ley.
Por último, Lira Salazar puntualizó que los trabajadores del volante no buscan generar una situación que derive en una confrontación con los choferes de Uber, como ha ocurrido en otras entidades del país, sin embargo, señalaron que se mantendrán firmes en su posición en contra de la regulación de dicho servicio, por lo que de ser necesario llevarán a cabo más movilizaciones.