Adán García
Agencia Reforma

MORELIA, Michoacán 8-Jul .- Maestros de la sección 18 de la CNTE intensificaron ayer las protestas en todo el Estado, y además de bloqueos a carreteras y comercios, causaron destrozos en el Palacio Municipal de Lázaro Cárdenas.
Durante la noche del viernes, un grupo de aproximadamente 300 integrantes de la disidencia vandalizó la sede de la Alcaldía y dañó con piedras y palos los cristales y carrocería de al menos tres vehículos que estaban afuera de la Presidencia, dos camionetas oficiales y un auto particular.
Además, la turba de maestros ingresó a la sede edilicia y realizó diversas pintas con aerosol en muros y oficinas.
Los agresores plasmaron consignas en contra del Alcalde Armando Carrillo, quien en ese momento ya no se encontraba en su despacho, y contra la reforma educativa.
“Carrillo cobarde, el municipio está que arde”, escribieron con pintura en aerosol sobre las paredes del inmueble.
“Fuera por represor. Carrillo enemigo del magisterio”, se leía en las consignas que firmaron con las siglas de la CNTE.
Por la mañana, los maestros también habían apedreado a elementos de la Policía Michoacán que resguardaban un módulo de pago de la Secretaría de Educación en el Estado (SEE), lesionando a cuatro agentes, y más tarde vandalizaron una patrulla en protesta por la captura de sus compañeros.
Ayer, bloquearon diversos comercios en varios municipios de la entidad.
En Morelia, decenas de profesores llegaron al centro comercial Plaza Morelia y atravesaron vehículos y cuerdas en los accesos al estacionamiento, impidiendo el paso de empleados, proveedores y clientes.
Ante la presencia de los manifestantes, diversos locales cerraron sus puertas o dejaron de recibir clientela.
En esa plaza comercial se localiza el mayor complejo de salas que tiene en esta ciudad la empresa Cinépolis, propiedad de Organización Ramírez, consorcio ligado a la organización de Mexicanos Primero, crítica de las prácticas de la CNTE.
También operan en esa plaza una tienda de Soriana y decenas más de marcas nacionales e internacionales en diversos giros.
Al lugar arribaron decenas de elementos de la Policía de Michoacán para resguardar los comercios ante posibles saqueos.
Sin embargo, la sección 18 se deslindó de los supuestos intentos de actos de rapiña y aseguró que el suyo es un movimiento pacífico.
Durante la movilización, maestros de la CNTE también bloquearon los accesos a Plaza Fiesta Camelinas, un complejo comercial ubicado en la zona sur de la ciudad.
En el interior del Estado se reportaron protestas en comercios del municipio de Huetamo y un bloqueo sobre la carretera Uruapan-Pátzcuaro, a la altura del kilómetro 21+200, en la desviación a San Juan Tumbio.
Las acciones cesaron a las 18:00 horas de ayer, pero se prevé que este fin de semana continúen.