Rebeca Aguilera

Estruendosa noche se vivió en el Palenque de la Feria. En vísperas del arribo al escenario de José Luis y Raúl Ortega Castro, sus clubs de fans se encargaron de dejar sordo a quien pasase por ahí y hacerse escuchar hasta donde la música de Río Roma alcance a llegar.
El dúo, originario de Tulancingo, Hidalgo, hizo vibrar el lugar con sus baladas románticas y su pop latino que ha cruzado fronteras.
En conferencia de prensa, los hermanos dijeron estar en previo pleito ya que el miércoles 20 de abril, tienen una reunión con su equipo para definir cuál será el siguiente sencillo a promocionar, y este hecho desata una serie de desacuerdos, disgustos y emociones encontradas por no estar siempre de acuerdo, ya que cada uno tiene sus temas favoritos y curiosamente, no coinciden. Pero, aclararon, que la decisión final se toma en equipo, siendo juntos que asumen el triunfo o fracaso de la elección.
Al salir al escenario e interpretar el tercer tema de la noche, dejaron al público que eligiera qué canción seguía e hicieron un enlace a su cuenta de twitter @RioRomamx donde horas antes crearon una encuesta sobre qué canción querían escuchar en acústico con el hashtag #LosFansDeciden y procedieron a interpretar “Contigo” canción que muchos identificarán con el grupo norteño Calibre 50.
Algunos de los fanáticos asistentes compartieron con El Heraldo haber vivido el mejor concierto de sus vidas.
La sorpresa más grande de la noche fue escuchar un mariachi, que posteriormente se incorporaría al ruedo con José Luis y Raúl para arrancar lágrimas y hacer retumbar el recinto ferial.
Satisfacción absoluta y deseo de un pronto retorno se llevaron los fans que dedicaron su noche a disfrutar de los acordes, el romanticismo, pasión, interpretación y entrega de Río Roma.
Los chicos agregaron a la misma red dos fotos con la leyenda: -“Gracias Aguascalientes!!!! Por 5ta vez un recuerdo inolvidable para nosotros! #RíoRomaEnAguascalientes <https://twitter.com/hashtag/R%C3%ADoRomaEnAguascalientes?src=hash>”

Compartir
Artículo anteriorTienen otro chance
Artículo siguienteSaben consentir