Érika Hernández y Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 18-Jul .- Al poner en marcha el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), el Presidente Enrique Peña pidió perdón a los mexicanos y ofreció disculpas por la indignación que les causó con la llamada Casa Blanca.
En noviembre de 2014, el sitio Aristegui Noticias reveló que la Primera Dama, Angélica Rivera, compró una residencia en las Lomas de Chapultepec a una inmobiliaria de Grupo Higa, una de los contratistas más beneficiadas durante la gestión de Peña en el Estado de México (2005-2011).
Ayer, el Presidente consideró que cometió un error en ese tema que afectó la percepción hacia su administración en el Gobierno federal.
“No obstante que me conduje conforme a la ley, este error afectó a mi familia, lastimó a la investidura presidencial y dañó la confianza en el Gobierno.
“Por eso, con toda humildad, les pido perdón. Les reitero mi sincera y profunda disculpa, por el agravio y la indignación que les cause”, dijo el Mandatario, durante la promulgación de las siete leyes del SNA.
Al acto protocolario en Palacio Nacional acudieron más de 200 invitados, entre Gobernadores, miembros de la sociedad civil, funcionarios, empresarios y legisladores.
Ahí Peña manifestó que el combate a la corrupción requiere de acciones de la sociedad y de las instituciones: “La corrupción es un reto de la mayor magnitud, y estoy convencido de que tiene solución”.
“Si queremos recuperar la confianza ciudadana, todos tenemos que ser autocríticos; tenemos que vernos en el espejo, empezando por el propio Presidente de la República”.
Durante la promulgación, organizaciones de la sociedad civil anunciaron nuevas iniciativas para complementar el funcionamiento del SNA.
“Se van a presentar como propuestas de la sociedad civil. Que no quede ninguna duda, vamos por más”, dijo Eduardo Bohórquez, director de Transparencia Mexicana, a nombre de las organizaciones que impulsaron la ley 3 de 3.
Tres horas antes de la ceremonia en Palacio Nacional, Virgilio Andrade presentó su renuncia al cargo de Secretario de la Función Pública.