Leticia López, Staff
Agencia Reforma

REYNOSA, Tamaulipas  18-Mar .- Una persecución entre fuerzas federales y sujetos armados convulsionó y trastocó la ciudad al registrarse un enfrentamiento que derivó en una serie de narcobloqueos en avenidas de alto tráfico con incendio de vehículos y llantas.
La ciudad vivió dos horas de zozobra y temor entre las 11:00 y 13:00 horas por las acciones del crimen organizado.
Hubo gente despojada de sus vehículos a mano armada y varios fueron incendiados en cruceros para distraer a las fuerzas del orden.
Los accesos al puente internacional Anzaldúas quedaron bloqueados durante dos horas, desde la carretera ribereña hasta la salida a Monterrey.
El bloqueo que más duró fue el crucero de la calle París y Venustiano Carranza, por el Puente Elevado, que conecta el flujo vial al puente internacional, Reynosa-Hidalgo, que tuvo escaso aforo en ese lapso.
Un comunicado del Grupo de Coordinación Tamaulipas confirmó que los grupos delincuenciales bloquearon diversos sectores para eludir un operativo de las fuerzas federales.
“El operativo se activó después de las 10:00 horas, cuando elementos federales fueron atacados por criminales que se desplazaban en varios vehículos, suscitándose una persecución en la vía Reynosa-Monterrey”, suscribe el reporte.
En redes sociales usuarios detallaron que la persecución empezó enfrente de la Colonia Puertas del Sol, se fueron persiguiéndose a balazos por todo el libramiento.
Entre las 11:00 y 11:45, otros grupos armados afines armaron bloqueos despojando a choferes de camiones comerciales, de transporte de carga, de taxis y vehículos particulares.
Al mediodía las fuerzas militares, federales y estatales buscaban afanosamente a los delincuentes, lo que provocó que continuaran los bloqueos e incendio de montañas de llantas.
Fue hasta las 14:00 horas que la ciudad empezó a recuperar la movilidad.