Por: Sommelier Jorge Martínez

Muy bienvenidos, amigos lectores de EL HERALDO DE AGUASCALIENTES, les agredezco mucho como cada sábado visitarnos en este APUNTES DEL SOMMELIER; el día de hoy vamos a comentar un poco sobre los famosos clericots o cockteles con vinos, es importante mencionar que para este tipo de bebidas no es necesario utilizar vinos costosos, ya que lo que intentamos es refrescarnos, quitar un poco el calor que en algunos días está muy intenso; en algunos otros APUNTES DEL SOMMELIER hemos estado platicando que hay un vino para cada ocasión o para cada tipo de evento, en este caso es muy válido utilizar vinos para hacer los clericots, porque el objetivo es refrescarnos; para este tipo de bebidas vamos a seleccionar vinos económicos, como los vamos a mezclar con frutas e inclusive azúcar, no es necesario utilizar vinos que han sido elaborados para degustarse en una copa y maridar con los alimentos, los vinos que regularmente podemos encontrar para este tipo de bebidas son vinos que vienen inclusive en envases de cartón y también los pueden encontrar en presentaciones grandes, aproximadamente de 4 litros, la industria de los bares utiliza estos vinos, la razón es que no esperamos obtener la calidad de un vino que utilizamos para degustar y comer con los alimentos, el objetivo en estos vinos es utilizar su baja graduación alcohólica para poder extraer aromas y sabores de las frutas, esto es lo que sucede con el alcohol de estos vinos.
La cocktelería siempre ha estado presente en todo el mundo, hace muchas décadas que los clericots se preparan, lo que viene sucediendo es que nos vamos actualizando a las tendencias mundiales y a los gustos particulares que cada persona va poniendo en su portafolio de opciones; hace años que no contábamos con tanta tecnología, era muy lento que la información llegara para ver qué estaba sucediendo en otros lugares del mundo y qué tendencias tenían para preparar en este caso clericot; hoy, como ya todos los sabemos, la tecnología ha crecido a pasos agigantados y no parece que se vaya a detener, y en verdad esto es maravilloso por que nos da la oportunidad de conocer inmediatamente lo que está sucediendo en otros lugares del mundo, así es estimados amigos es demasiado rápido cómo fluye la información, prueba de esto es lo que estoy comentando en este APUNTES DEL SOMMELIER y que gracias a la tecnología todo mundo lo puede ver por medio de una aplicación en Internet, así es amigos, esto es maravilloso y muy interesante porque intercambiamos información con todos los interesados en estos temas.
Muy bien, vamos a poner manos a la obra para hacer sugerencias para la elaboración de estos refrescantes y deliciosos clericots, los podemos elaborar con vinos blancos, vinos rosados, vinos tintos y vinos espumosos, ya verán qué maravilla. La intención de hacer clericot es explotar al máximo el sabor de las frutas que se agregarán en esta bebida, la función del vino aparte de dar sabor y aromas es extraer sutilmente de las frutas sus principales características, esto sucede porque la baja graduación alcohólica de este tipo de vinos, hace que penetre en la fruta y ahí es donde trabaja el vino, el sutil alcohol tiende a extraer los aromas, sabores e inclusive la tinta o el colorido de las frutas, ya ven qué maravilla sucede, por esta razón son muy válidos este tipo de cócteles; es seguro que vamos a lograr apapachar a nuestros amigos y comensales, seguramente los vamos a deleitar; en realidad es muy grande la variedad de frutas que pueden utilizar, no debemos limitarnos a una o dos frutas, será muy interesante que ustedes mismos vayan experimentando con las diferentes frutas y con las diferentes opciones de vinos que se pueden utilizar, la idea es hacer varios de estos clericot y ustedes mismos puedan descubrir cuáles son los ingredientes que son más agradables para ustedes, en la gran mayoría de los casos se pueden utilizar todas las frutas para cada uno de estos vinos, por eso, estimados amigos, lo importante es que vayan practicando con cada uno para que puedan seleccionar los que ustedes consideren más agradables.
Las frutas recomendadas son: manzana, plátano, naranja, piña dulce, fresas, kiwi, arándanos, cerezas, frambuesa, mango, melón, durazno, pitaya, uvas, higos, pera, moras, litchi y algunas más que sean de su elección, recuerden que para esto no hay reglas a seguir, es simplemente ir experimentando para llegar a los resultados óptimos para el gusto de cada persona; bien amigos, ahora les comento los demás ingredientes que deben utilizar paran lograr sus clericots: en una jarra colocar hielos, posterior a eso las frutas de su elección deberán ir partidas o porcionadas en tamaño pequeño para que puedan ser bebidas al servir el clericot; después de agravar las frutas, agregamos el vino que hayamos seleccionado, puede ser blanco, rosado, tinto o espumoso, cada uno se comportará diferente, es la idea amigos, hacer este ejercicio; después del vino, agregamos agua mineral y un toque ligero de refresco de sabor a jengibre, es un refresco aromático y sutil, y por último, agregamos jarabe natural o azúcar, pero antes debemos de revisar y probar la bebida para saber cómo está de sabor nuestro clericot, la recomendación es que no esté muy dulce, hay que darle oportunidad a que las frutas se expresen y realmente sepan a frutas, ya verán que poco a poco irán disfrutando de no utilizar tanta azúcar y deleitarte con el fabuloso sabor de las frutas. Les mando un cordial saludo, amigos, nos vemos en el próximo APUNTES DEL SOMMELIER. ¡Salud y buen provecho!