Claudia Guerrero y Hector Gutiérrez 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 15-Mar.- El Pleno del Senado aprobó la ley de disciplina financiera de las entidades federativas y los municipios, con la que se pretende frenar el endeudamiento de las administraciones locales, que ya rebasa los 500 mil millones de pesos.
El dictamen de las comisiones de Hacienda y Estudios Legislativos Primera fue avalado por 85 votos a favor, 9 en contra y una abstención.
El Senado regresó la minuta a la Cámara de Diputados, ya que se realizaron algunas modificaciones de redacción.
Durante el debate, el senador de Morena, Mario Delgado, y del PAN, Víctor Hermosillo, presentaron votos particulares para inconformarse por el contenido de la reforma, a la que calificaron de insuficiente, discrecional y centralista.
El Senado aprobó la nueva ley luego de tres años de discusión y fuera de los plazos constitucionales, ya que el Congreso debió tener lista la ley reglamentaria desde agosto del 2015.
La nueva ley establece los criterios de responsabilidad hacendaria que regirán a los estados y municipios para el manejo sustentable de sus finanzas públicas.
Según las disposiciones, los gobiernos locales deberán conducirse bajo criterios y reglas que aseguren una gestión responsable y equilibrada de los recursos.
También deberán generar condiciones favorables para el crecimiento económico y la estabilidad del sistema financiero.
“Es un nuevo marco jurídico para homologar el manejo de las finanzas públicas en su conjunto y el uso responsable del endeudamiento como instrumento para financiar el desarrollo”, señala el dictamen.