Finalmente se aprobó el Plan de Desarrollo Urbano 2040 por consenso de la mayoría de los integrantes del Cabildo capitalino; el alcalde Juan Antonio Martín del Campo detalló que consiste en un instrumento de planeación que permitirá establecer diversos criterios para el ordenamiento del territorio; el documento define hasta dónde va a llegar la ciudad, además de que ya se va a tener considerado el uso de suelo.

Lo teníamos desde enero, yo lo dejé en las manos de los regidores; desde hace un año estuvimos trabajando en la presentación; es muy positivo para quienes quieran desarrollar, ya sea vivienda, industria o lo que es el comercio, ellos ya van a saber qué tipo de uso de suelo hay”, señaló.

Por su parte, el director del Instituto Municipal de Planeación (IMPLAN), Jaime Gallo Camacho, informó que en el documento se promueven aspectos como usos de suelo mixtos que generen armonía habitacional, comercial, industrial y de servicios; además centrará la planeación basada en las personas, promoviendo la movilidad y que incluirá aproximadamente 145 kilómetros de redes urbanas no motorizadas, extendiendo las ciclovías, facilitando el acceso y desplazamiento a los ciudadanos.

Debido a que en los últimos 40 años, Aguascalientes ha crecido siete veces en territorio y cuatro en población, señaló que el PDUCA 2040 impulsa estrategias de densificación a fin de optimizar y eficientar la prestación de servicios públicos como alumbrado, limpieza, vialidades.

En aras de consolidar una ciudad sustentable, se proyectan sistemas de separación de residuos, en donde se genere energía e incluso ingresos a partir del reciclaje.

“Incluye un coeficiente de infiltración hídrica dentro de la zona urbana, y consiste en que anteriormente cualquier predio de conservación era intocable y al paso de los años sufrían deterioro, proponemos un tipo de uso que respete el aspecto ambiental pero que permita la convivencia de usos de suelo comerciales, habitacionales, industriales, hay un porcentaje que se permite de ocupación para que se aproveche el suelo, se cuide el medio ambiente, que el terreno esté atendido, pero en las zonas de infiltración hídrica donde el agua se infiltra se ocupaban con cemento, hoy consideramos que se respeten esas zonas para contribuir al aprovechamiento del agua, para que nuestros mantos freáticos no se sigan deteriorando y contribuir en el mediano y largo plazo a que tengamos mayor oportunidad de captar agua”, subrayó.