Un degenerado sujeto fue detenido por agentes de la Policía Ministerial del Estado en cumplimiento a una orden de aprehensión, tres años después de que abusó sexualmente de su propio hijo.
Se trata de Juan Adrián, de 30 años, a quien agentes ministeriales, le cumplimentaron una orden de aprehensión girada en su contra por el Juzgado Tercero Penal, por el delito de atentados al pudor, cometido en agravio de su propio hijo de tan sólo 3 años de edad.
Los hechos se registraron en fecha 3 de diciembre del año 2013, en un domicilio ubicado en el fraccionamiento Mirador de las Culturas, donde vivía el agresor sexual y la víctima.
En esa fecha, la mamá del niño tuvo que salir del domicilio para realizar algunas compras, dejándolo bajo el supuesto cuidado de su papá.
En determinado momento, Juan Adrián le gritó a su hijo para que fuera a la recámara donde él se encontraba. Cuando el niño llegó, el papá le dijo que iba a enseñarle un nuevo juego.
Enseguida, el sujeto comenzó a desvestir a su hijo y luego le realizó tocamientos obscenos.
Posteriormente, Juan Adrián amenazó a su hijo con golpearlo si le decía algo a su mamá de lo sucedido.
Sin embargo, cuando la mamá regresó y comenzó a jugar con su hijo, ésta percibió un comportamiento extraño en el niño, notándolo nervioso y triste, por lo que al cuestionarlo sobre lo que sucedía, el pequeñito comenzó a llorar y terminó por confesarle lo que le había hecho su papá.
Asimismo, le informó que su papá lo había amenazado con golpearlo si comentaba algo de lo sucedido.
Al escuchar la versión anterior, la mamá se trasladó a la Fiscalía de Investigación de Delitos Sexuales, donde el agente del Ministerio Público integró la averiguación previa penal correspondiente.
El niño fue enviado al área de Psicología y Atención a Víctimas, donde le realizaron varios estudios y se comprobó que efectivamente había sufrido una agresión de índole sexual.
Luego de que fue consignado el expediente penal, se solicitó al juez una orden de aprehensión en contra de Juan Adrián, la cual fue otorgada y cumplimentada 3 años más tarde, cuando el sospechoso fue localizado y detenido por policías ministeriales en su trabajo ubicado en la Zona Centro, siendo trasladado al Cereso para Varones “Aguascalientes” donde quedó recluido.