Unos delincuentes juveniles que en el año 2012 fueron sorprendidos desvalijando un vehículo estacionado en el municipio de Jesús María, fueron detenidos por agentes ministeriales en cumplimiento a una orden de aprehensión que les fue girada en su contra.
Quienes ya fueron trasladados al CEDA donde quedaron a disposición del Juzgado de Preparación en Justicia para Adolescentes, son Geovanni René “N” “N”, de 19 años y Erick Saúl “N” “N”, de 21 años.
Fue el 21 de enero del 2012, siendo aproximadamente a las 01:30 de la madrugada, cuando los ahora detenidos que tenían apenas 15 y 17 años, llegaron a una calle de la Zona Centro de Jesús María y decidieron “desvalijar” un vehículo Nissan Tsuru, modelo 1987, color gris y matrícula de Aguascalientes.
A esta unidad automotriz le desmontaron dos polveras y cuando se disponían a hacer lo mismo con otro automóvil Nissan Sentra, modelo 1994, color rojo y placas de circulación de Aguascalientes, fueron sorprendidos por los propietarios.
Los sospechosos al verse descubiertos se dieron a la fuga, pero luego de un operativo llevado a cabo por policías preventivos de Jesús María fueron detectados cuando corrían por el Blvd. Miguel de la Madrid.
Fue a la altura de la Clínica No. 6 del IMSS donde fueron interceptados y detenidos Geovanni René “N” “N” y Erick Saúl “N” “N”.
Ambos fueron puestos a disposición del agente del MP y fueron consignados al Centro Estatal para el Desarrollo del Adolescente.
En ese lugar, el titular del Juzgado de Preparación en Justicia para Adolescentes les permitió continuar con su proceso en libertad, mediante el pago de una fianza.
Sin embargo, al quedar libres no cumplieron con lo estipulado por el juez, motivo por el cual les giró una orden de aprehensión por el delito de robo calificado.
Fue hasta cuatro años más tarde, cuando agentes de la Comisaría General de Policía Ministerial del Estado lograron finalmente ubicarlos y detenerlos en calles de la Zona Centro de Jesús María.