Adolescente adicto a la drogas atacó a su indefenso sobrino de apenas tres años de edad. El agresor grabó los hechos con su celular, después fue detenido por riña y cuando revisaron el teléfono, quedó al descubierto la agresión. Llamaron a los padres del pequeño y pese a ver el video, decidieron que no presentarían formal denuncia. El sujeto quedó en libertad pero con lo que no contaba es que el delito de violación equiparada y pornografía infantil es grave; por ende, el AMP continuó con la averiguación aunque no hubiese denuncia de la parte afectada. Finalmente, el agresor fue detenido y ya está preso en el otrora Tutelar para menores, ahora le llaman Centro estatal para el desarrollo del adolescente.
El menor, de 16 años, fue detenido en cumplimiento a orden de aprehensión emitida por el juez de preparación en justicia para adolescentes en el Estado.
Según informe de la autoridad ministerial, los hechos quedaron al descubierto cuando elementos de la Policía Municipal de Tepezalá, atendieron reporte de riña en el Barrio de Cholula Uno, donde al arribar llevaron a cabo la detención del ahora acusado y éste amenazó a un oficial alegando que pertenecía a un grupo delictivo y exigió que lo dejaran ir, so pena de “levantar” a los oficiales.
Ignoraron amenazas. El policía puso a disposición del Juez Calificador al detenido quien al momento de entregar sus pertenencias trataba de esconder el teléfono celular; esto llamó la atención del oficial y al revisarlo encontró varias imágenes en las que el indiciado manipulaba armas de fuego. Cuando revisó los videos, encontró uno en el que se observa al detenido agrediendo contra su voluntad a un pequeño. Le preguntaron quién era la víctima y respondió que era su primo. Llamaron a los padres del menor resultando que el padre del ofendido es hermano del agresor.
El indiciado declaró que el ataque ocurrió a principios del mes de noviembre del año 2015 y que en esa ocasión estaban bajo el efecto de las drogas. No obstante, los padres del menor no quisieron levantar la denuncia y se retiraron. Al no darse la flagrancia, el acusado fue dejado en libertad pero se puso a disposición del AMP el multicitado celular como evidencia de lo sucedido, dando con ello inicio a la Averiguación Previa.
Finalmente fue el MP solicitó la orden de aprehensión, la cual fue otorgada por el juez de preparación en justicia para adolescentes en el Estado, por el delito de violación equiparada y pornografía infantil. Fue cumplimentada por agentes ministeriales.