Ma. Elena Sánchez
Agencia Reforma

TORREÓN, Coahuila 1-Oct .- El dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa, que ha enarbolado en sus discursos la lucha anticorrupción y la transparencia, dio ayer un espaldarazo público al Gobernador de Coahuila, Rubén Moreira, cuya Administración fue denunciada ante la PGR esta semana por presuntos actos de corrupción.
El apoyo del líder tricolor fue refrendado en el acto masivo “Encuentro con la Militancia” en el Coliseo Centenario y en medio de las revelaciones de que el coahuilense presuntamente desvió más de 160 millones de pesos del erario a empresas fantasma.
“Permítame compartirles un pequeño secreto”, dijo Ochoa. “Cuando tuve la oportunidad de anunciar mi aspiración para ser presidente nacional del PRI, al primer Gobernador que tuve la oportunidad de abrazar y pedirle su apoyo fue al primer priista de Coahuila, Rubén Moreira.
“Y le quiero decir aquí a Rubén Moreira, en Coahuila, y que se oiga claro y que se oiga fuerte: al primer priista de Coahuila le dice el presidente del Comité Ejecutivo Nacional que no está solo, que estamos todos los priistas del País con Coahuila”.
El jueves, la bancada del PAN en el Senado presentó ante la PGR una denuncia penal en contra de Moreira por el presunto desvío.
Una investigación de Grupo Reforma reveló el lunes pasado que el Gobierno coahuilense paga decenas de millones de pesos a firmas que tienen sus domicilios en bodegas, casas inhabitadas, viviendas y oficinas donde nadie las conoce en Monterrey, la Ciudad de México y Saltillo.