Con objeto de regularizar el padrón de contribuyentes y de dar facilidades a los morosos a que saneen sus adeudos, el Ayuntamiento capitalino aplica descuentos para que se “pongan a mano” quienes tienen adeudos vencidos, antes de que se lleve a cabo el procedimiento de embargo.
Por el uso y explotación de mesas, piedras, módulos y sanitarios en los mercados públicos; uso y ocupación de la vía y espacios públicos, se hará un descuento de hasta el 50%, que podrá ser autorizado únicamente por el alcalde.
Se busca actualizar el padrón de usuarios de mercados, promover el cumplimiento voluntario de pago y mejorar la recaudación, evitando el vencimiento de cartera y prescripción de la misma.
En la renovación de licencias reglamentarias, de hasta un 25% de descuento.
Por los servicios prestados en materia de desarrollo urbano; por las licencias de obras nuevas dentro del concepto de usos industriales y otros, hasta un 90%; se incluye lo referente a instituciones de culto religioso por metro cuadrado de superficie de construcción.
En gastos de cobranza, hasta un 50%. El presidente municipal y el secretario de Finanzas Públicas Municipales, tendrán la facultad de delegar a otros funcionarios municipales, la autorización para otorgar descuentos y exenciones, dentro del ejercicio fiscal del 2016.
Con este tipo de estímulos se busca que los contribuyentes paguen los adeudos que tienen vencidos con la autoridad municipal de la capital, aumentar la recaudación para hacer más obras y entregar a la siguiente administración un padrón confiable de contribuyentes.
De acuerdo a la publicación en el Periódico Oficial, ya se aprobaron las bases generales que contienen la tercera política de descuentos y exenciones.
Quienes soliciten este beneficio, deben cumplir con los requisitos que establezca la propia tesorería municipal.