Reconoce el alcalde Juan Antonio Martín del Campo que podría recibir una sanción pública o privada por su supuesta intromisión en el proceso electoral, sin embargo, negó una posible inhabilitación; recalcó que apelará la sanción pues considera que los señalamientos obedecen a una “Ley Mordaza”. Por otra parte, aseguró que serán más estrictos con CAASA, y que en caso de que no cumplan con el decálogo, habrá sanciones; esto en referencia al proceso de infracciones a la Ley iniciado por Profeco contra esta proveedora.
En lo que compete al ámbito electoral, el primer edil puntualizó que son procesos diferentes, a raíz de que se ha querido vincular su participación a la posibilidad de que se impugne la elección del ayuntamiento capital, lo cual dijo que es poco probable.
“Los tribunales están muy estrictos y muchas cosas son de apreciación, vamos a ver qué es lo que decide el Tribunal a final de cuentas, porque hay otra instancia, estamos apelando a eso, vamos a ir a otra instancia y ya será la instancia final, que es el TRIFE, como tal, ahorita es la Sala Regional en Monterrey y luego falta otra instancia. Yo creo poco probable que se repita la elección, pero a final de cuentas yo no soy la autoridad electoral, yo creo que junto con los tribunales tendrán que ver y definir”, indicó.
Precisó que por el cargo que tiene, está expuesto a estos señalamientos, sin embargo, se dijo confiado en que la Ley estará de su lado, ya que recalcó que en tiempo electoral se cumplió con la veda para publicitar obra pública, contratar spots, mantas o espectaculares; dijo que sólo respondió a algunas entrevistas.
“Eso no implica el que tengas una sanción, ahí estaríamos cayendo en una Ley Mordaza; creo que de una u otra forma, ellos siempre han querido involucrarme, yo estoy haciendo mi chamba, en este caso, en las entrevistas que sabemos cuáles son esos programas, que no es para hacer promoción, que respetamos la Ley y que simple y sencillamente es el estar escuchando el reporte, las inquietudes para poderlas atender, yo no sé si es promoción el que digan de un bache o que hace falta agua o que un semáforo no está funcionando, son servicios”, argumentó.
Respecto al asunto de la concesionaria, Martín del Campo reconoció que han encontrado algunas irregularidades y anomalías, mismas que han estado documentando, y por lo tanto aplicará la sanción correspondiente.
“Ellos tendrán que defenderse, que hacer lo propio; en caso de que ellos quieran hacer o actuar de otra forma, bueno pues entonces nos tendremos que pelear abiertamente y nos tendremos que ir a los tribunales, a nadie le conviene, no le conviene al usuario, no le conviene al Municipio y no le conviene a la Concesionaria”, recalcó.
El presidente municipal puntualizó que la principal queja sigue siendo los cobros excesivos, sobre todo cuando tienen fuga, si bien ya se ha tratado de acotar hasta 50 metros cúbicos, de todos modos hay algunos casos que son muy excesivos.
“La Concesionaria a veces no quiere hacer los descuentos correspondientes, ahí es donde nosotros estamos actuando y también está actuando nuestra Procuraduría. Ellos ya tenían que haber cumplido con todo lo que es el Decálogo, ahorita ya comentamos cinco, faltan otros cinco, en los próximos días estaremos exigiéndoles a ver qué ha pasado con los cinco, si cumplió, adelante y si no cumplió, inmediatamente tener la sanción correspondiente”.