Jorge Ricardo, Antonio Baranda e Ignacio Ramírez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO  15-Sep .- Personas que fueron movilizadas en camiones por líderes seccionales del PRI, en el caso del Estado de México, ocuparon un lugar de privilegio para la ceremonia del Grito de Independencia.
Con pulsera, sticker o pin que los identifica, ellos tuvieron acceso directo a la zona que se encuentra debajo del balcón presidencial.
Para la ceremonia del Grito que dará el Presidente Enrique Peña se colocaron debajo de los balcones de Palacio Nacional gradas y butacas para los invitados VIP de la Presidencia.
Enseguida quedó delimitado con vallas una área restringida en la que se ubicaron las personas movilizadas para el evento.
Los ciudadanos que no tienen ningún distintivo de haber sido llevados en estos camiones tienen que padecer tres revisiones por parte de policías, además de un detector de metales para ingresar al Zócalo.
Movilizados del Municipio de Cuautitlán, ingresaron por Donceles y República de Brasil.
En Donceles, los peatones les gritaron: “¿Cuánto valen acarreados?”, se escuchó mientras el contingente avanzaba.
Los encargados de la comitiva de Cuautitlán aplaudían y echaban porras .
“Deberíamos ir calladitos, luego por eso nos gritan y mientan la madre”, dijo una residente de Cuautitlán.