El fiscal general, Óscar González Mendívil, acordó crear la Coordinación de la Unidad de Inteligencia, como órgano administrativo desconcentrado adscrito a la oficina de la propia Fiscalía.

Se encargará de la planeación, ejecución y evaluación de las acciones para combatir tácticamente el fenómeno delictivo, a través de productos de evaluación, inteligencia y servicios científicos y forenses que sustenten investigación de los delitos.

Formarán parte de su estructura la Unidad de Información Forense, la de Análisis de Información, la de Policía Cibernética, también la Unidad de Política Criminal.

Este nuevo organismo contará con los recursos humanos, materiales y financieros necesarios, para su mejor funcionamiento; al frente habrá un director en jefe, asignado y removido por el fiscal general, que se encargará de desarrollar u operar un sistema de inteligencia integral, en coordinación de dependencias involucradas en temas de combate a los delitos de orden local y federal, además de adquirir, implementar y desarrollar tecnologías de información que requieran los procesos de inteligencia e investigación, así como mantener la vanguardia tecnológica en la Coordinación de la Unidad de Inteligencia.

También se encargará de desarrollar un sistema estadístico sobre actividades que permitan conocer con certeza la situación que guarda el fenómeno delictivo, así como sus tendencias; establecer un sistema que posibilite el intercambio adecuado de información sobre inteligencia organizada y tráfico de drogas.

Igualmente, de fortalecer los mecanismos de cooperación y colaboración con organismos y autoridades federales, estatales y municipales, en el ámbito de su competencia.

Este Acuerdo dispone que se instruya a los titulares de las unidades administrativas y órganos desconcentrados de la FGE, a efectos de que colaboren, instrumenten y pongan en práctica las medidas pertinentes para dar cumplimiento a las nuevas disposiciones.