Por FRANCISCO VARGAS M.

El diestro zacatecano Antonio Romero, continúa recuperándose de manera satisfactoria de la grave cornada que sufrió en la zona rectal, el pasado 19 de marzo en la Monumental Plaza México, dentro de la “Primera Feria de la Cuaresma”, por un toro de la ganadería de Piedras Negras.
Romero, quien por cierto presenció la última corrida del recién concluido Serial Taurino San Marcos 2017, siendo objeto de un brindis por parte del matador aguascalentense Gerardo Adame, está llevando a cabo al pie de la letra, todas y cada una de las indicaciones que le han recomendado los doctores, ya que su propósito es salir de este trance en menos tiempo de lo que en un principio se pensaba.
El doctor Juan Carlos Sánchez, cada 15 días recibe en el Hospital Militar de la CDMX, al matador zacatecano, para realizarle los estudios y análisis necesarios, con el objetivo de practicarle la cirugía final de reconexión de los intestinos y de esta manera Romero pueda llevar su vida normal.
Antonio acompañado de Francisco“Paco” Dóddoli, representante ejecutivo de la Asociación Nacional de Matadores de Toros y Novillos, Rejoneadores y Similares, ha estado realizándose tales estudios que lo prepararán para la intervención quirúrgica en la que le retirarán la colostomía y volverán a conectar la zona intestinal con el fin de que ya puedan trabajar por sí solos.
El pasado lunes le practicaron un ultrasonido, ayer martes una manometría y hoy miércoles le harán una prueba de contrastes y proctograma.
Antonio ha expresado sentirse contento por la buena evolución y recuperación que ha experimentado, al mismo tiempo ilusionado porque su total rehabilitación será antes de lo que se esperaba.
Por lo pronto hace rutinas de trote entre 15 y 20 minutos, además de bicicleta, caminadora y elíptica; será hasta dentro de 15 días cuando ya pueda empezar a entrenar. Enviamos a Antonio un fuerte abrazo y el deseo que siga en franca mejoría. (pacovargas_@hotmail.com)