Los pronósticos sobre el comportamiento anual de lluvias se mantienen ligeramente por arriba de lo “normal”, respecto a la media histórica de más 500 milímetros acumulados, aunque el fenómeno del Niño mantiene posibilidades de variabilidad, enfatizó el delegado federal de la Comisión Nacional del Agua, Salvador Gaytán Rangel.

El funcionario detalló que la dependencia federal trabaja en este momento los escenarios de sequía o de precipitaciones abundantes, ya que la temporada de huracanes tiene registro de 17 fenómenos en el océano Pacífico y 13 por el océano Atlántico.

Señaló que las posibilidades de sequía se acotan en la medida que los pronósticos a mediano plazo refieren que será un ciclo dentro de lo normal en beneficio del campo, pero manifestó que el fenómeno del Niño y la Niña, que siguen generando efectos en el clima, obligan a atender cualquiera de los escenarios.

Expuso que las temperaturas elevadas que se han sentido en el estado aún no se consideran dentro de las más elevadas a nivel nacional, al advertir que la temperatura más alta de la que se tenga registro en Aguascalientes fue de 48 grados el 28 de mayo de 1973 en Malpaso, Calvillo.

“Si hay temperaturas muy altas, lo veremos conforme avance el año, porque depende mucho del Niño, es muy difícil de pronosticar, ya que dependiendo de los pronósticos de ciclones y su comportamiento, se tendrán más datos que en su momento debemos informar a la población”.

Resaltó que aun cuando se registrara sequía, los últimos tres años han resultado positivos porque se han acumulado niveles importantes de agua en las presas del estado, que permiten que los productores agrícolas accedan al recurso hídrico.

Gaytán Rangel detalló que la Comisión Nacional del Agua trabaja en operativos de revisión ordinarios sobre el estado de las presas más importantes del estado, y también se están revisando cauces para la detección de zonas de riesgo por inundaciones, y evitar futuras afectaciones, en conjunto con la Coordinación de Protección Civil del Estado.