Ante el Cristo Negro dio gracias Susana Muñoz por sus XV Años

Con gran ilusión la joven Susana Muñoz Gómez dio la bienvenida en el recinto sagrado de la parroquia del Señor del Encino a la edad de los sueños. Luciendo un hermoso vestido y sosteniendo en sus manos un delicado ramo de flores, símbolo de su juventud y belleza, la quinceañera acudió a la casa de Dios para recibir su bendición en esta nueva etapa que ahora comienza. El sacerdote le dio la bienvenida, recordándole el día de su bautismo cuando fueron depositados en ella los dones de vida y le encomendó la tarea de continuar siendo un ejemplo de rectitud y modelo de mujer de Dios. En señal de apoyo, la acompañaron hacia el altar sus padres y sus padrinos, así como todos sus seres queridos. Sin duda, los chambelanes fueron pieza importante para que Susana luciera aún más bella y fue escoltada por los distinguidos muchachos en todo momento. Después de recibir la bendición del Padre, fue a festejar a un conocido salón con todos sus invitados, de quienes recibió principalmente buenos deseos y felicitaciones, además de bellos regalos y fue ahí mismo, que se presentó a la sociedad a las notas de un encantador vals que bailó con su orgulloso padre y posteriormente con su padrino, siendo así que obtuvo Susana la mejor noche de su juventud.