Adiós a la soltería dijo Anitzel Montoya Bautista, luego de aceptar la propuesta de matrimonio hecha por Rigoberto Pérez Luévano.
La pareja eligió el 13 de agosto para contraer santo matrimonio, por lo que juntos arribarán a la capilla San Peregrino Laziosi en punto de las 13:00 horas. Posteriormente, el salón Villa Alameda enmarcará la recepción y el brindis que se ofrecerá en honor a los futuros esposos.
Por ahora, Anitzel disfrutó la grata convivencia con sus allegadas, quienes la colmaron de bendiciones y buenos deseos.
Durante la reunión, se llevaron a cabo divertidos juegos de mesa y pasatiempos que mantuvieron muy entretenidas a las invitadas, quienes además recibieron un lindo obsequio como recordatorio de su asistencia al festejo prenupcial.
Rocío Bautista y María Luévano, mamá y futura suegra de Anitzel respectivamente, fueron excelentes anfitrionas en la despedida de soltera donde se llevó a cabo la entrega de las participaciones sociales.