GRA479 VALENCIA (COMUNITAT VALENCIANA) 17/03/2017 El torero peruano Roca Rey, salió a hombros tras cortar una oreja a cada uno de su lote en la octava corrida de la Feria de las Fallas de València. Compartió cartel con Jose Maria Manzanares y El Fandi lidiando reses de Nuñez del Cuvillo.EFE/ Juan Carlos Cárdenas
Por FRANCISCO VARGAS M.

Tarde triunfal fue la que tuvo el diestro peruano Andrés Roca Rey ayer en Valencia, donde tuvo una actuación llena de valor, torería, firmeza, cortando dos orejas para salir a hombros al final del festejo, siendo por cierto la tercera ocasión que lo hace como matador de toros.
Nuevamente a través de la magia de la televisión pudimos disfrutar de la actuación de Roca Rey, quien horas antes de hacer el paseíllo, fue infiltrado para soportar los dolores que tiene a consecuencia de la corrida de la semana pasada en Andújar.
Roca Rey realizó dos faenas basadas en la variedad, quietud, inteligencia, entrega, y un toreo que tuvo gran calado en los tendidos que estuvieron ocupados en su totalidad; improvisando siempre en la propia cara de sus dos toros que pasaportó, ejecutando escalofriantes y ceñidos quites como ajustada arrucina y manoletinas, rematando su primera faena de estocada efectiva y la segunda de pinchazo y estocada, para ser premiado con una oreja respectivamente.
Con un lleno hasta las banderas en lo que fue la Octava de la Feria de Fallas, se jugaron toros de la ganadería de Núñez del Cuvillo de juego desigual, y uno que hizo quinto bis de la dehesa de Victoriano del Río.
David Fandila “El Fandi” tuvo silencio y cortó una oreja a su segundo, que tuvo clase y recorrido.
José Mari Manzanares pechó con lo menos potable, estando en todo momento con actitud y disposición para silencio en ambos.