Andrea Vianney es el nombre con el cual fue bautizada la pequeña hija del matrimonio formado por Jorge Eusebio Aranda y Andrea Aguilar.
La capilla del Sagrado Corazón (Los Fresnos) enmarcó la ceremonia donde la bebita fue ungida con los aceites bautismales para después ser bañada con el agua del Río Jordán.
Momentos antes de que Andrea Vianney fuera bautizada, el ministro de la Iglesia explicó a los fieles, el significado del bautizo, asegurando que a través de éste, se es liberado del pecado original para después comenzar así la vida en el catolicismo.
Rubén Mejía Vega y Laura Marcela Rodríguez tuvieron a su cargo apadrinar a Andrea Vianney, al momento de ser llevada a la pila bautismal. Por esta razón, la pareja elevó sus oraciones, agradeciendo a Dios el haberles permitido ser ellos quienes acompañaran a la pequeñita en tan especial ocasión.
Al término, el sacerdote derramó infinitas bendiciones sobre los asistentes, especialmente en la bautizada, por quien encomendó su salud y bienestar al Creador.