CIUDAD DE MÉXICO.- La esgrimista Paola Pliego definirá junto a su abogado Ricardo de Buen a más tardar el próximo martes la estrategia a implementar en su defensa por presunto dopaje.

En conferencia de prensa a la que acudieron el presidente de la Federación Mexicana de Esgrima, Jorge Castro, e integrantes del equipo de sable clasificado a Río 2016, Pliego negó el consumo consciente del estimulante modafinil durante su participación en el Panamericano de la especialidad en Panamá.

De Buen no profundizó en los planes a seguir, puesto que, dijo, le falta recabar mayor información para preparar la mejor defensa posible.

“Yo soy asmática y esta sustancia combinada con magnesio es muy delicada en mi condición, pues de haberlo hecho (consumirla conscientemente) hubiera sido un suicidio”, expresó Paola.

“Ahora vamos a agotar todos los recursos a nuestro alcance… si el sueño de Río se esfuma ya miro hacia Tokio 2020”, añadió.

El abogado añadió que, tras recabar la información, decidirá si solicitan un revisión “fast track” para que Pliego pueda competir en Río.

“Esperamos toda la información a principio de esta semana para definir lo que vamos a hacer y estamos pensando en un procedimiento ‘fast track’ para resolver la situación lo más pronto posible”, expresó De Buen, pues la primera competencia de Pliego en Río 2016 está programada para el 8 de agosto.

Sin embargo, la deportista no tiene muchos atenuantes pues reconoció no contar con pasaporte biológico, un documento que todo deportista debe tener; por otra parte, no recuerda el nombre del médico que, en teoría, debe de asistir a los esgrimistas en sus competencias internacionales.