En el templo de San Antonio de Padua, Francisco Muro Hernández y Valeria Estefanya Atilano Rangel celebraron su enlace matrimonial para toda la vida.
Durante la ceremonia sacramental, contaron con la destacada presencia de Ernesto Hoyos y Mirna Hernández, así como por Roberto Atilano Dávalos y Rita Inés Rangel Castillo, padres de Francisco y Valeria Estefanya, respectivamente.
Los novios en compañía de sus padrinos de velación Sergio Castillo y Carmen Becerra, mutuamente se juraron amor eterno, mientras que intercambiaban sus argollas matrimoniales ante el Creador, cuyas promesas fueron consagradas por el presbítero que ofició la santa misa.
En su mensaje para la pareja, les invitó a edificar su vida en unión fraterna, siempre fieles al amor de Dios, para que él sea el proveedor de todas sus necesidades.
Familiares y amigos se congratularon por los nuevos esposos, acompañándolos a participar del brindis preparado para la especial ocasión.