Emite INAH recomendación al Ayuntamiento de Aguascalientes por causar daños en la base de la balaustrada del Jardín de San Marcos, tras la ejecución de trabajos de rehabilitación del pavimento en las calles colindantes al monumento histórico.
El delegado federal del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Héctor Castanedo Quirarte, informó que el personal de la dependencia tuvo registro de daños menores en la base de la balaustrada, cuya antigüedad data del siglo XIX.
Indicó que el Centro INAH continuará con supervisión diaria a los trabajos que realiza una constructora contratada por el Gobierno Municipal de la capital, a fin de verificar que no se presenten más daños por el movimiento de maquinaria pesada en la zona.
Señaló que sólo se emitió una recomendación sin imponer sanción alguna, derivado de que la evaluación realizada por los inspectores de monumentos históricos del Centro INAH encontró que los daños fueron menores, y se estableció el compromiso del Gobierno Municipal para que efectúen las reparaciones que sean necesarias.
“No es un daño grave, pero hicimos la recomendación para que tuvieran más cuidado, y si se requiere cambiar piezas ellos las pondrían. Se dañó su base y la parte baja en donde se sientan las personas, que es la parte más antigua”, explicó.
El Jardín de San Marcos tiene origen en el año de 1830, por iniciativa del síndico José Valadez e integrantes del Ayuntamiento para formar un jardín de paseo para los pobladores. Desde 1837 se construyó una glorieta con asientos y un asta a la bandera, y en 1842 comenzó a edificarse la balaustrada.
La plazuela y jardín de San Marcos fueron la sede de las fiestas de primavera o la llamada función de San Marcos, por lo que poco a poco se fue remozando el jardín, se incorporaron fuentes, bancas, plantas, árboles y un quiosco de hierro fundido.