Por Amigos Pro Animal

Existen tantas historias de gran conexión entre humanos y animales de compañía, historias que nos demuestran el cariño que se tienen, lazos tan fuertes que los vuelven inseparables.
El pasado sábado 16 de abril Ecuador sufrió un devastador terremoto de 7.8 grados, donde una familia murió bajo los escombros de su casa, su perro sobrevivió y no se ha movido de donde antes estaba su hogar y su familia. Vecinos se lo han llevado para que coma, tome agua y duerma pero él se escapa para volver a hacer guardia y esperar a que su familia regrese.
O que tal, el tan conocido Hachiko, el perro japonés que durante 11 años iba todos los días a la estación del tren a esperar que su compañero humano ya fallecido, el profesor Eisaburo Ueno, regresara a casa después del trabajo.
En la ciudad de Cadiz, España, en la década de los 80’s, un perro de nombre Canelo acompañaba a su amo al hospital para que le hicieran un tratamiento, él lo esperaba a fuera de las instalaciones pero desafortunadamente un día hubo complicaciones y el señor falleció. Canelo permaneció en el lugar por 12 años, soportando todas las inclemencias del tiempo, miembros y vecinos del hospital lo alimentaban y hasta en una ocasión lo salvaron de la perrera.
En la ciudad de Edimburgo, existió un perrito llamado Bobby quien era el compañero del policía John Gray. Cuando el hombre murió Bobby cuidó de su tumba por más de 14 años.
Y así podemos narrar tantas historias de fidelidad, amor y lealtad donde se demuestra que hasta la muerte ellos nos acompañarán.
Si tú quieres adoptar y encontrar a ese amigo fiel puedes comunicarte con nosotros al 1 74 64 17 o en www.amigosproanimal.org <http://www.amigosproanimal.org>

Adoptable de la semana
COLUMNA PROANIMALPáprika es el nombre de esta bebé, que tiene tan solo 2 meses. Fue abandonada a su suerte en la caja de una camioneta donde llevaba días sin comer o tomar agua. Será de tamaño mediano a grande por lo que tendrá mucho amor que darte.