Amigas y rivales

MONTERREY.- Chelsea Clinton es incondicional de Ivanka Trump, a pesar de que sus padres pelean con fuerza en su camino a la presidencia de Estados Unidos.
La hija de Hillary comentó que está en la mejor disposición de hablar tranquilamente con Ivanka sobre la batalla rumbo a las elecciones de su madre con Donald Trump.
Durante una aparición ayer en Today, Clinton, de 36 años, comentó que consideraría sostener una “cumbre de hijas” con Trump, de 34.
Incluso es su deseo tocar el tema de las palabras fuertes que se han lanzado Hillary y Donald Trump en campaña.
“No espero que (Ivanka) siempre tenga que defender a su padre. Es decir, pienso que está claro que el señor Trump dirige su campaña y dice lo que él piensa que es importante en esta elección. Mi madre no se involucra en retórica divisiva ni intolerante”. (Staff/Agencia Reforma)