TOLUCA, Edomex 12-Abr .- Los Diablos Rojos le siguen pintando la cara a los grandes de Sudamérica.

Con un doblete de Fernando Uribe, el Toluca conservó lo invicto y venció 2-1 a San Lorenzo de Almagro en el Estadio Nemesio Diez, con lo que llegaron a 13 puntos y nadie los bajará del primer lugar del Grupo 6 a falta de una jornada.

Pese a que antes del arranque del torneo lucía como víctima en el sector de la muerte, la escuadra mexiquense volvió a mostrar autoridad al vencer a otro ex campeón del certamen de Conmebol.

El Ciclón quedó herido de muerte y dependen de una victoria de Liga de Quito sobre Gremio para llegar con vida a su último partido, pues los tres puntos que tienen no les permiten depender de sí mismos.

Como en el partido pasado, Toluca supo venir de atrás y en los últimos 10 minutos consumó la remontada.

La ausencia de su goleador, Enrique Triverio, no pesó lo suficiente porque Uribe se echó el equipo al hombro y mostró el camino cuando San Lorenzo se sentía con los tres puntos.

El conjunto escarlata sufrió porque no pudo sentenciar el resultado con anticipación.

Al 15′, Uribe mandó un remate de chilena al poste, aunque el balón pareció atravesar la línea de gol antes de que la zaga despejara.

Después, Alexis Vega estrelló otra esférica en el madero cuando estaba mano a mano con el arquero, al 25′.

El Ciclón no había llegado al arco contrario cuando se encontró con una sorpresiva anotación. Al 44′, Liborio Sánchez rechazó un balón al centro, el cual fue aprovechado por Nicolás Blandi para abrir el marcador.

El segundo tiempo de los Diablos fue un tanto desorganizado, pero al final pudieron abrir el cerrojo.

Al 82′, Uribe marcó el tanto de la igualada con un remate de cabeza, y seis minutos después hizo estallar el Nemesio Diez con un potente derechazo.

Además de asegurar el primer lugar de su sector, la escuadra comandada por José Saturnino Cardozo tiene aspiraciones de terminar la Fase de Grupos como el mejor equipo.

Para conseguirlo, deberá derrotar al Gremio de Porto Alegre como visitante, una tarea que no luce nada sencilla, y además esperar que el Atlético Nacional pierda cuando reciba al Huracán argentino.

Mientras que el cuadro colombiano tiene 15 puntos y una diferencia de goles de +12 después de cinco triunfos, los choriceros tienen dos unidades menos y una diferencia de +5.