Alianza eterna

Arturo y Thalía encomiendan a Dios su amor

De una encantadora boda religiosa celebrada en el templo del Señor del Encino, fueron partícipes Arturo Ortiz Peña y Thalía Santillán Alonso.
El día más importante de sus vidas, los contrayentes acudieron al recinto por separado, arribando en primer lugar el novio acompañado por sus padres, Arturo Ortiz Aguilar y María Elia Peña Acosta, con quienes encabezó la marcha nupcial hacia el altar.
Al final, venía la novia, luciendo un precioso vestido de fino encaje y acompañada por el cariño de sus padres Eusebio Santillán Barajas (+) y Yolanda Alonso Quiñones, marchando con pausados movimientos al encuentro del amor de su vida, para tomar su mano y recibir el sacramento del matrimonio.
Gozando de la grata compañía de sus seres queridos y testigo de su enlace, la pareja intercambió cariñosamente sus votos de fidelidad, para ser derramada sobre ellos el agua bendita que los consagraría en nombre de Dios como esposos para toda la vida.
Con gran alegría, Arturo y Thalía, manifestaron su amor con un tierno beso una vez que salieron del recinto sagrado.
Momentos más tarde, los recién casados protagonizaron un encuentro con sus allegados en un especial entorno, quienes en su honor, brindaron alegremente por la felicidad dentro del hogar que conformaron, Arturo y Thalía.