Aceptaron compartir su vida en sagrado matrimonio, Héctor Delgado Olmos y Claudia Delgado Piña.
Para recibir la bendición de Dios, la pareja arribó al templo de San Antonio de Padua, acompañados por sus papás, Héctor Delgado Placencia y Argelia Olmos Soto, por parte de él, así como Rogelio Delgado Pedroza y Gloria Piña Ávila, por parte de ella. De igual manera, sus padrinos de velación, Carlos Esparza Rivera y Diana Belinda Delgado Piña, atestiguaron la unión sagrada entre los jóvenes.
Los felices contrayentes escucharon la palabra de Dios y el mensaje que les dirigió el presbítero, quien los felicitó por esta importante decisión que libremente y con convencimiento han tomado, además de desearles una vida matrimonial plena, pues la vida conyugal no tiene por qué ser una cruz, sino un camino para lograr la felicidad que quiere el padre celestial para sus hijos.
La pareja intercambió argollas, señal de fidelidad, además de las arras, pidiendo al Señor los colme de lo indispensable en su hogar, y fue así que su unión fue bendecida.
Para celebrar esta unión sagrada, los recién casados se congregaron con familiares y amigos en el salón Quinta Esmeralda, quienes levantaron sus copas en honor a los felices esposos, quienes disfrutarán de una hermosa y romántica luna de miel en el hermoso país de Argentina.

Compartir
Artículo anteriorAlianza eterna
Artículo siguienteComparten bello sueño