Dalila Sarabia 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 9-Abr .- Fumadores o no, el tabaco afecta a todos. El 10 por ciento de quienes mueren por complicaciones relacionadas a esta adicción, nunca fumaron.
“De cada 100 muertes, 10 son atribuibles a fumadores pasivos, aquellos que no fumamos, que están expuestos al humo del tabaco. De estos 10, tres cuartas partes son mujeres y niños. He ahí la importancia de la lucha de la Secretaría de Salud de poder respirar aire puro y que los no fumadores tengamos espacios donde poder convivir”, señaló Nora Frías, directora general de coordinación y vinculación interinstitucional, nacional e internacional, de la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic).
Además, informó, la atención de las enfermedades relacionadas al tabaquismo le cuesta al sector Salud más de 61 millones de pesos anuales.
En el Octavo Aniversario de la Ley Protección a la Salud de los no Fumadores en la Ciudad, José Jesús Trujillo, director de la Agencia Sanitaria local, aseguró que las mayores violaciones a esta ley se dan en los establecimientos mercantiles que operan en las noches, siendo los jóvenes los mayores infractores de esta normatividad.
“En las verificaciones que hemos realizado nos hemos dado cuenta que cuando hablamos de desayuno y comida, en los establecimientos hay un respecto estricto en la ley. La conducta cambia por la tarde, por la noche, en esto quedan incluidos los antros (…) nos hemos encontrado en que hay una resistencia de los jóvenes y esto forma parte de un estatus de imitación”, compartió Trujillo.
La edad de inicio de esta adicción se ubica en los 12 años, de acuerdo con datos de la Secretaría de Salud capitalina.