Adriana Alatorre
Agencia Reforma

El coctel de sustancias adicionadas para que la marihuana se adapte a nuevos espacios ha provocado que la concentración del THC, sustancia adictiva de la planta, haya aumentado en las últimas décadas, alertó Claudia Palencia Huezo, asesora externa de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.
“El nivel de THC ha cambiado por las modificaciones en el cultivo que hacen que la planta sea más fuerte para ser cultivada en maceta y crezca con luz artificial.
“En los años 70 la concentración era de uno por ciento y en la primer década del 2000 subió 5.7 por ciento”, destacó.
La especialista en adicciones, integrante de Monte Fénix, expuso que lo preocupante es que, a raíz del debate de la legalización ha bajado la percepción de riesgo de consumo de marihuana.
“Los pacientes nos dicen: ‘Hasta la van a legalizar’, pero la realidad es que recibimos cada vez es más adolescentes en busca de tratamiento”, alertó.
Los principales síntomas de adicción a la marihuana son el abandono escolar, el síndrome amotivacional, los jóvenes dejan de hacer actividades y, en los casos más graves, llegan con cuadros de ansiedad, ideas suicidas y en algunos casos  con amnesia, confusión y agitación.
Alertó que los menores de 25 años que buscan ayuda han consumido marihuana y otras sustancias.
Esto representa una particular preocupación, pues según la especialista el consumo de cualquier droga particularmente de la marihuana, antes de los 21 años aumenta 15 por ciento el riego de adicción.