Alertan por la clonación de tarjetas bancarias

El problema comienza cuando al pagar pierde de vista el plástico

El presidente del Colegio de Contadores Púbicos de Aguascalientes, Antonio Rodríguez Silva, alertó del grave riesgo que corren tarjetahabientes de ser objeto de robo de dinero en cuentas bancarias, principalmente de débito.

Explicó que generalmente cuando las personas van a realizar un pago con tarjeta de débito, el plástico se lo llevan hasta la caja, perdiéndolo de vista momentáneamente.

“Ya no necesitan aparatos, basta con obtener el número del plástico, la fecha de vencimiento, y el número de seguridad, que está impreso en la misma tarjeta, en el área donde lleva la firma, y con esa información pueden realizar compras”.

Indicó que este tipo de casos se presentan con frecuencia, y cuando las compras no son onerosas y los tarjetahabientes tienen ahorros, pudiera ser que el saqueo pase inadvertido o bien, que el cuentahabiente se entere del robo varios días después.

Indicó que muchas veces, las personas se cuidan de que sus plásticos no sean clonados, pero eso ya no es tan necesario bajo esta nueva modalidad, porque la información que de momento necesitan, está a la vista, además de que, siempre piden una identificación oficial, de la cual extraen la información restante para poder disponer del dinero de sus víctimas.

Ante esto, dijo, es recomendable que los clientes exijan que la terminal bancaria la lleven hasta la mesa o hasta el lugar en donde se encuentra el cliente, ya que así se tiene vigilada la operación de cobro, además de la protección de la información que los delincuentes necesitan para saquear las cuentas de los clientes.

Indicó, además, que en ocasiones, es muy difícil realizar ante las instituciones bancarias el reclamo, puesto que la información contenida en la tarjeta, desde el punto de vista legal, hace las veces de una firma autógrafa.

En el contrato que establece el banco con cada usuario, ahí autoriza el uso del número de seguridad a manera de firma, entonces, cuando se realiza una operación en esta modalidad, el titular de la cuenta prácticamente está autorizando, a sus espaldas, cada movimiento que se hace con su cuenta.

Dijo que a los contadores les toca descubrir este tipo de robos, al realizar la contabilidad de sus clientes. Y cuando detectan movimientos poco usuales, rebotan la información con el titular de la cuenta y es ahí en donde se descubren este tipo de robos. En otras ocasiones, el robo pasa inadvertido, cuando son robos pequeños.