La Condusef recomienda a la población tener cuidado con los créditos exprés, porque lejos de solucionar un problema económico con la premura que se busca, aumentarán los conflictos financieros; este tipo de negocios ofrecen todo tipo de facilidades para atraer a los clientes, pero en vez de otorgar el préstamo a la persona, se quedan con la cantidad que les piden de depósito para abrir el crédito y desaparecen.
A simple vista resultan atractivas opciones, porque ofrecen beneficios como largos plazos, no consultar el buró de crédito, ni solicitarte algún comprobante de ingresos y demás “ventajas”; le dan largas al cliente para no hacer la entrega del crédito.
Las gestoras se anuncian principalmente por “volanteo”, o por repartidores de tarjetas de presentación en sitios de concentración popular, ofreciendo supuestas soluciones inmediatas a los problemas financieros de las personas.
Las empresas que realizan este tipo de actividades no son instituciones financieras, por lo que la Condusef carece de facultades para atender reclamaciones, en caso de incumplimiento.
La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros cuenta con el Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financieros (SIPRES).
Se trata de una herramienta pública que tiene como objetivo proporcionar al usuario información detallada sobre las instituciones financieras.
Los interesados pueden conocer de estos negocios, todos los datos que representan la información mínima que se requiere conocer si se quiere contratar un crédito, como su domicilio, estatus (situación jurídico administrativa), capital mínimo fijo, y más.
Si la institución que se busca no está en este Registro es porque no se trata de una institución financiera, porque está incumpliendo con la normatividad vigente.
La población no debe dejarse engañar por la “rapidez” con que algunas empresas ofrecen un crédito; hay que comenzar a dudar si piden dinero por adelantado; verifica la identidad y registro de la institución ante la Condusef.
Es importante no entregar documentos personales o datos de tarjetas de crédito o débito, si no hay seguridad de que sea una empresa seria.