Paloma Villanueva
Agencia Reforma

El suicidio es la segunda causa de muerte en personas de entre 15 y 24 años de edad, alertó Enrique Chávez, presidente de la Asociación Psiquiátrica Mexicana (APM).
En el marco de la presentación de la Declaratoria de la Ciudad de México para la Prevención, Tratamiento y Rehabilitación de los efectos de la Violencia en la Salud Mental de los Adolescentes, explicó que el 90 por ciento de los casos está relacionado con trastornos mentales como depresión o trastorno por consumo de sustancias
Chávez indicó que los problemas económicos, desilusiones sentimentales o encarcelamiento pueden desencadenar intentos suicidas, pero no son sus causas.
“Casi siempre hay algún trastorno mental presente en la persona que se suicida. Un 90 por ciento aproximadamente de las personas que se quitan voluntariamente la vida, tienen algún trastorno mental, siendo el más frecuente la depresión, aunque también se relaciona con el uso de alcohol, drogas, ambientes familiares violentos o haber sufrido abuso físico o sexual”, detalló.
El psiquiatra destacó que los ambientes de estrés y discriminación también vuelven vulnerables a las personas, como en el caso de la población transgénero, donde el 32 por ciento de los jóvenes menores de 25 años ha intentado quitarse la vida.
Las instituciones firmantes de la declaratoria urgieron a la prevención del suicidio y comportamientos violentos con programas enfocados a detectar y tratar tempranamente la depresión, consumo de sustancias y abuso sexual, así como promover la aceptación y disminuir el prejuicio hacia la comunidad transgénero.
La declaratoria, firmada por la Asociación Mundial de Psiquiatría, la Asociación Psiquiátrica Mexicana y el Instituto Nacional de Psiquiatría, incluye programas de actualización para los profesionales de la salud mental acerca de los enfoques terapéuticos útiles como brindar apoyo a los sobrevivientes de la violencia y a los deudos de víctimas y desaparecidos.
Además, propone una sección académica multidisciplinaria dentro de la APM para el estudio e intervención de la violencia social en México y establecer un reconocimiento a los medios y a los profesionales de la comunicación que promuevan la salud mental.