El Instituto de Servicio de Salud del Estado de Aguascalientes, a través de la Dirección de Regulación Sanitaria, informó que la empresa Farmacéutica Racel, S.A. de C.V., incumple con la legislación sanitaria vigente.
Ernesto Romero Fría, director de Regulación Sanitaria de ISSEA indicó que no cuenta con documentación legal para las actividades que se encuentra realizando, al carecer de Aviso de Funcionamiento, Licencia Sanitaria y Certificado de Buenas Prácticas, para realizar fabricación y comercialización de dispositivos médicos y medicamentos.
Los productos que se comercializan son: Árnica en spray 20ml., Árnica en ungüento 18 y 30g., Ungüento sulfatiazol 30g., Sulfatiazol polvo 10g., Merthiocel blanco 30ml., Yodo blanco 30ml., Violeta de Genciana 30ml., Sulfatiazol ungüento, Olorex con Ketoconazol 100g., Olorex con Ketoconazol 18g., Agua oxigenada, Yodo Negro 30ml., Merthiolate Rojo 30ml., Alcohol 430ml.
Dichos artículos ostentan en su etiquetado un registro sanitario que no fue emitido por esta autoridad por lo que se consideran como ilegales.
Así mismo, existen productos que son considerados insumos para la salud por lo que requieren de un registro sanitario para poder comercializarse dentro del territorio nacional, tales como: Curacel, Olorex con Triclosan, Dolorex-EX Crystal, Dolorex-EX Crystal presentación ungüento, Metolex, Dolorex Classic.
Dichos mercancías incumplen la normatividad vigente al atribuir propiedades terapéuticas en su etiquetado y carecer de registro sanitario, lo que contraviene a lo establecido en la Ley General de Salud, sus Reglamentos y Normas.
Cualquier producto al que se le atribuyan características terapéuticas para combatir o tratar un padecimiento o patología, debe contar con una autorización sanitaria, una vez que haya comprobado científicamente que posee tales propiedades ante la Cofepris y posteriormente tramitar el permiso de publicidad correspondiente, en el que informe congruentemente el uso del producto con relación a la autorización otorgada.
Finalmente, Romero Frías exhorta a la ciudadanía a no adquirir estos productos y a no consumirlos, y mucho menos sustituir tratamientos médicos por este tipo de productos, pues por los ingredientes contenidos en ellos, representan un gran riesgo para la salud de quien los consume.