El cinismo con que actúa el hampa en Aguascalientes ya provocó la primera reacción de funestas consecuencias, con la muerte de un presunto maleante a manos de tres mujeres en broquel de su hogar y de su integridad física, pero esto puede ser la punta del iceberg al haber informes que en algún punto del estado se pretende crear un grupo de autodefensa.

Es de sobra conocido cómo ha comenzado y terminado ese tipo de organización en Michoacán, pero cuando las corporaciones policíacas no cumplen debidamente con la función que tienen encomendada, ésta busca protegerse, a riesgo de que salga peor el remedio que la enfermedad.

A nivel nacional se han registrado casos trágicos cuando alguien enfrenta a los asaltantes, como el recientemente ocurrido en la carretera México-Toluca, donde cuatro individuos asaltaron a 40 pasajeros de un autobús y al pretender bajar de la unidad, un usuario que iba al fondo de pronto les hizo frente a balazos, matando a los cuatro, luego recogió lo que habían robado para regresarlo a sus dueños y finalmente pidió que le hicieran el “paro” de dejarlo kilómetros adelante. Por la oscuridad los testigos no pudieron apreciar sus rasgos, lo que ha dificultado dar con su paradero de quien hoy se conoce como el “vengador anónimo”.

La cuestión es que las personas que utilizan esa vía eximen al pistolero, con el argumento que son tantas las ocasiones que ha habido asaltos sin que la policía de con el paradero de los ladrones, que debe servir como escarmiento para que acabe esta pesadilla, sin embargo tomarse la justicia con propia mano es una especie de “ruleta rusa”, porque de la misma forma que el ciudadano ataca al rufián, éste se defenderá y puede lesionarlo o acabar con su vida.

Lo anterior lo vivieron las tres mujeres del fraccionamiento Ojocaliente III, que la madrugada del 31 de octubre enfrentaron a un hombre en su vivienda y aunque trató de agredir a la primera que lo sorprendió, con ayuda de las otras dos le dieron de golpes que a la postre le costó la existencia. Fueron aprehendidas y después de 48 horas se determinó su total libertad, al acreditarse que lo hicieron en legítima defensa, aunque luego las féminas recibieron amenazas de familiares del fallecido.

El mismo 31 de octubre, en la colonia Olivar del Conde, de la delegación Álvaro Obregón, de la ciudad de México, un sujeto de 47 años corrió con mejor suerte, al que golpearon y amarraron a un poste, con una cartulina en la que lo denunciaban de asaltante. Tiene en su haber cinco ingresos a prisión y fue rescatado por la policía y luego presentado ante el ministerio público.

Esos hechos demuestran que la paciencia colectiva rebasó los límites, por lo que si los cuerpos de seguridad no pueden, no quieren o tienen otra razón para dejar que la delincuencia continúe haciendo de las suyas, no encuentra otra salida que actuar por su cuenta, algo que en los últimos días ha sido fomentado en redes sociales y en algunos medios electrónicos.

El otro paso que se intenta lo dio a conocer Jesús Eduardo Martín Jáuregui, titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, al citar que vecinos de una localidad  solicitaron información de cómo podrían organizarse como autodefensas.

Durante la entrevista con la corresponsal de El Universal, Xóchitl Álvarez, el ombudsman de Aguascalientes aseguró que tiene la solicitud de un grupo de vecinos de una comunidad del estado – sin precisar el nombre -, “que están pretendiendo organizarse como autodefensas”, lo que  advirtió es “es un punto rojo”, puesto que refleja que la gente se siente insegura y no encuentra otra forma de resguardarse, por lo que es indispensable que la policía atienda el reclamo de brindar protección.

Martín Jáuregui consideró que una solución podría ser el regreso del policía de crucero, de barrio, que identifique bien el lugar asignado y al mismo tiempo los vecinos lo conozcan a él, por lo que habría una comunicación recíproca que permitirá una mejor confianza y firmeza.

De lo descrito se observa, en primer lugar, que el pueblo ya no está dispuesto a quedarse cruzado de brazos y no vacilará en actuar y ahora proyecta tener su propio grupo de seguridad, lo que es un llamado urgente a las autoridades de los tres niveles de gobierno para que dejen la blandura y asuman el papel que les corresponde, de salvaguardas de la sociedad.

Si Aguascalientes se ha distinguido por ser un lugar pacífico, hay que mantenerlo así.

BOCHITO Y TSURU

Si todo principio tiene un fin, entonces es normal que termine la era del modelo Tsuru, de Nissan, como en su oportunidad ocurrió con el Bochito, de Volkswagen, al ser suplidos por otros que según los fabricantes son más modernos y de mayor seguridad.

La firma Nissan anunció que en mayo de 2017 va a concluir la producción del Tsuru, que tiene ventas anuales de 2.4 millones de unidades. Fue en 1984 cuando comenzó a fabricarse, con un volumen de 200 mil 565 vehículos en la planta de Civac, en Cuernavaca, Morelos, y la última generación data de 1992, año en que se produjeron un millón 849 mil 289 unidades.

La razón para dejar de fabricarse es porque la estructura del vehículo le impide cumplir con las normas de dispositivos de seguridad para autos nuevos que entra en operación en 2019; la norma exige la incorporación de bolsas de aire y frenos ABS, para todos los autos nuevos que se comercialicen en el país, a partir de ese año.

Como despedida al popular automóvil, Nissan lanzará una versión especial conmemorativa, la cual se planea comercializar a partir de marzo de 2017 y habrá sólo mil unidades disponibles.

Al mismo tiempo la compañía aseguró que continuará apoyando a los propietarios de Tsuru, con el servicio de mantenimiento y refacciones durante todo el período de uso del vehículo.

Se tiene previsto que no habrá un sustituto directo para Tsuru, sin embargo la empresa japonesa ofrecerá a sus clientes modelos como el Versa, el vehículo líder en ventas en México, y el Tiida.

El volumen de producción de Nissan en el país no se verá afectado por la salida del Tsuru, en función que hay un aumento de producción en las dos plantas que la compañía tiene en Aguascalientes, asimismo se añadirá un nuevo auto de manufactura integrado con una participación entre Daimler y la Alianza Renault-Nissan, en el complejo Compas (Cooperation Manufacturing Plant Aguascalientes), cuya producción arranca a finales de 2017.

Por su parte, el último modelo del siempre recordado Bochito o Pulguita fue el del año 2004. La última versión se revaluó, por lo que actualmente tiene un precio de 100,000 pesos, sólo por ser un automóvil de colección, aunque hay quienes afirman que su costo alcanza los 200,000 pesos. El último que se fabricó fue el 30 de julio de 2003, en la planta de Puebla, con el número de serie 21.529.480  y contaba con llantas cara blanca, auto estéreo y el único con alarma y transmisión tiptronic

TRAS LA HUELLA

Al igual que José Ramón Narro Robles, que al concluir su labor como rector de la UNAM pasó a  ser Secretario de Salud, se asegura que el titular de una universidad local será el próximo director del Instituto de Educación de Aguascalientes. El propósito es recuperar la jerarquía de esa posición en la sociedad y al mismo tiempo despresurizar el ambiente que hay entre los clanes educativos, que pretenden ser tomados en cuenta por el gobernador electo.